Joven UANL


Descubre liquen en montañas del área metropolitana

Descubre liquen en montañas del área metropolitana
Los líquenes son el mejor bioindicador de la contaminación del aire usado en el mundo.

Publicación:27-04-2021
TEMA: #UANL  
version androidversion iphone
++--

Alejandro Huereca, botánico de la UANL, nombró al liquen encontrado en las montañas que circundan a Monterrey como Alyxoria Sierramadrensis.

En el marco de sus tesis de licenciatura, y luego de corroborar con pares internacionales, el botánico Alejandro Huereca encontró una especie de liquen que habita en las montañas que circundan Monterrey y Coahuila.

Alyxoria Sierramadrensis es el nombre dado a la especie que desde 2019 trabaja en el Laboratorio de Biología de Criptógamas, perteneciente al Departamento de Botánica de la Facultad de Ciencias Biológicas (FCB) de la UANL.

Los líquenes son mundialmente utilizados como uno de los mejores bioindicadores naturales de la calidad del aire, ya que actúan como una esponja de todo tipo de gases. Su tesis se titula: "Contribuciones a la flora liquénica de Coahuila y Nuevo León".

Los primeros ejemplares los encontró en una cascada situada en el Cerro de la Silla, pero también han encontrado especímenes en el Cerro de Las Mitras, en Chipinque, en Santa Catarina y en montañas de Coahuila.

Líquenes; los mejores bioindicadores de contaminantes

Huereca explicó que los líquenes son organismos muy sensibles a los cambios en la calidad del aire. Son encargados de evitar la contaminación y ayudan a filtrar el nitrógeno atmosférico. Y cuando caen al suelo vuelven a incorporar sus nutrientes al ciclo del bosque. 

"Los líquenes a nivel mundial se consideran como los mejores organismos bioindicadores. Sirven como esponja. Todo lo disperso en el aire lo absorben. Desde hace 100 años sirven para medir la calidad del aire de parques industriales", destacó.

Huereca citó un texto clásico de 1997 que publicó Nature en el cual comparan que la presencia -o falta- de líquenes coincide increíblemente con los aumentos de cáncer de pulmón en el Véneto, al norte de Italia.

El parataxonomista considera que la presencia de líquenes nos indica qué tanta contaminación existe o qué tan perturbado ha sido un ecosistema. Los líquenes como hongos tienen utilidad potencial biotecnológica.

El especialista considera que la mayor amenaza para los líquenes es que la gente -entre ellos los senderistas- ignoren su presencia, pues justo su presencia en las montañas indica que hay relativamente un aire menos contaminado.

"El [liquen] que encontremos nos indica que la contaminación es más o menos reciente y se ha incrementado con los años. Por ejemplo en los árboles de Ciudad Universitaria no hay liquen".

Alejandro Huereca-  Botánico en el Laboratorio de Biología de Criptógamas, perteneciente al Departamento de Botánica de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UANL

Además del descubrimiento de una nueva especie, uno de los mayores beneficios del estudio de Huereca es que la conservación y utilización de los líquenes de la región son los mejores aliados para establecer políticas públicas con respecto a la contaminación del aire.

"Se han usado líquenes hace casi 100 años para medir la calidad del aire de parques industriales, o de zonas industriales en Sudamérica y Europa. De hecho el uso de líquenes en Europa es una norma estandarizada", destacó el botánico.



« Especial »