Joven UANL


Desarrolla UANL vacuna contra COVID-19

Desarrolla UANL vacuna contra COVID-19
Investigadores del Departamento de Microbiología de la Facultad de Medicina estudian levadura como vehículo de vacunación contra el SARS CoV-2

Publicación:05-10-2020
++--

Investigadores del Departamento de Microbiología de la Facultad de Medicina de la UANL desarrollan una vacuna contra el COVID-19.

Basándose en el desarrollo de la levadura que trabajan desde hace 15 años, investigadores del Departamento de Microbiología de la Facultad de Medicina de la UANL desarrollan una vacuna contra el COVID-19.

El estudio que lidera el doctor José Prisco Palma Nicolás busca generar una expresión de antígenos en la levadura Pichia pastoris utilizando una sección de la glicoproteína espicular S (Spike) que recubre al virus SARS CoV-2.

Por esta investigación, el grupo de científicos recibió el 14 de septiembre por parte del Conacyt el Apoyo para Proyectos de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación en Salud ante la Contingencia por Covid-19 en su cuarta y última convocatoria.

El doctor Palma explicó que en México hay tres desarrollos de vacuna avanzados. En esta última convocatoria del Conacyt se suscribieron tres candidatos más a vacuna contra el virus que ha causado 735 mil infectados y 77 mil decesos de marzo a septiembre.

El mundo busca al mejor antígeno y vehículo

El doctor Palma dice que la estrategia principal para una vacuna es elegir bien el antígeno, pues recordó las experiencias mundiales en 2002 contra el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) y en 2012 contra el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS).

"[Entonces] todos los candidatos a vacuna generaron exacerbaciones contra la infección porque utilizaron virus completos atenuados. Hoy todo está enfocado en utilizar la proteína S completa o una sección muy particular de ella", José Prisco Palma Nicolás, Investigador del Depar-tamento de Microbiología de la Facultad de Medicina de la UANL

Hasta hoy no hay una vacuna para humanos contra ninguno de los siete coronavirus que afectan a la humanidad. Pero también es fundamental el vehículo que se utilizará, señala el líder del cuerpo académico "Bacteriología y Parasitología Médica".

En el mundo, y hasta la primera semana de septiembre de 2020, se contabilizan más de 325 candidatos de vacuna contra el COVID-19. Y respecto a los candidatos hay quienes utilizan RNA purificado, adenovirus o la expresión en células humanas, ejemplificó el microbiólogo.

La vacuna de Astra Zeneca, de las más avanzadas, utiliza adenovirus con al menos dos efectos adversos documentados. Suele ser porque utilizan un vehículo que genera algún efecto indeseable. Por eso la elección del vehículo también es fundamental", dijo José Prisco Palma Nicolás.

Pichia pastoris, la levadura elegida

"En nuestro caso propusimos la Pichia pastoris, que está en todos los ambientes húmedos y es totalmente inocua pues no se conoce ninguna enfermedad humana asociada a esta levadura. Vamos a desarrollar estudios para demostrarlo", subrayó Palma Nicolás.

Y es un estudio muy prometedor que ya ha dado resultados. En el Departamento de Microbiología hay doctorantes que trabajan en este sistema de expresión en levadura en la tuberculosis y la triquinelosis. Y pronto publicarán ambos resultados.

De manera introspectiva sobre su estudio el doctor Palma piensa que al Conacyt le interesa tener un abanico diferente de candidatos a vacuna y quizá alguno pueda llegar a montar una respuesta que no tenga daños colaterales.

Puso como ejemplo que, a más de 100 años de seguir utilizando la vacuna contra la tuberculosis (BCG), en los últimos 20 años se han registrado 100 prototipos de una nueva vacuna para la tuberculosis y aún no se tiene una mejor a la existente.

Una línea de investigación prometedora

El doctor Palma explicó que debido a los resultados alentadores en recombinar otras proteínas este vehículo de vacunación tendrá que pasar las diferentes etapas donde cada uno de los investigadores colabora en alguna de las fases.

"Lo que sigue es el reto. Un modelo donde se infecte a animales con el virus. Pero eso requiere instalaciones de bioseguridad muy especiales en algún laboratorio nacional o internacional para probar el candidato de vacuna", agregó José Prisco Palma Nicolás

Habría una fase preclínica con ratones donde se analizará si la levadura puede invadir tejidos. Ahí trabaja la doctora Gloria González, quien destacó que el Departamento de Microbiología cuenta con un bioterio legalmente constituido y certificado ante SAGARPA.



« Especial »