Joven TEC


Deja huella musical en orquesta sinfónica

Deja huella musical en orquesta sinfónica


Publicación:27-07-2021
++--

Guillermo Llanos Garza se gradúa del campus Monterrey dejando grandes actuaciones en los conciertos, además de experiencias para toda la vida.

"Para mí económicamente era imposible estudiar en el Tec, en todo sentido, entonces yo aprendí contrabajo para entrar a la orquesta.

"Me pusieron un maestro súper intenso, aprendí y audicioné y pude entrar a la orquesta, esto fue en el 2015. Prácticamente lo que hizo la orquesta para mí fue darme la oportunidad de estudiar la carrera que quería", recordó.

El originario de Monterrey quería estudiar la Ingeniería en Producción Musical Digital en el Tec.

El ahora EXATEC, integrante de la Orquesta Sinfónica del campus, señaló que fue difícil ser parte de la misma al inicio, pero fue una experiencia que nunca olvidará.

"Una vez que ya tienes a la orquesta como tu familia, está increíble porque todos son músicos y son 60 personas tocando al mismo tiempo y haciendo algo increíble", manifestó.

Compaginar sus ensayos con la orquesta por las noches, sus estudios y los conciertos, fue el principal reto para el joven de 24 años.

Su trayectoria en la orquesta

Conciertos de Beethoven, el Cascanueces, una gira con el Mariachi Vargas de Tecatitlán, y en la parte de su carrea presentaciones virtuales, fueron algunas de las actividades que pudo realizar ´Memo´ en sus años con la Orquesta Sinfónica del Tec.

El poder tocar la música de Tchaikovsky en el famoso ballet, última actuación presencial que tuvo, fue algo especial para él.

"Era increíblemente complicada la música y yo creo que, más que todo, saber que tocaste piezas tan importantes o tan conmovedoras en muchos sentidos.

"De hecho, yo siempre le dije a mis maestros que yo estoy muy feliz de que mi último concierto haya sido el Cascanueces porque después tuvimos conciertos virtuales, pero el último fue el Cascanueces y yo casi salí llorando de la felicidad por cómo sonaba", comentó.

Otro concierto que recuerda con cariño es el celebrado en Monterrey con el Mariachi Vargas, al cual llegaron tarde porque llegaban de Querétaro.

"Llegamos corriendo cargando mochilas y maletas, todos nos cambiamos en el baño y cuando empezamos a tocar como a las 9 de la noche (estaba programado a las 8) fue el mejor concierto tocado por la orquesta", señaló.

Uno de los principales retos por los que tuvo que pasar fue cuando se le condicionó la beca, y aprendió a organizar mejor y no descuidar ninguna faceta de su vida.

"A partir de ahí también mi cuestión de organización cambió increíblemente, no faltaba a ninguna clase, a ningún ensayo, estudiaba como loco todos los días.

"Como te digo, la vida a veces te enseña a golpes y creo que es la mejor enseñanza y fue ese reto de mantener la beca, el promedio, tu vida normal y estuvo interesante, pero valió la pena", recordó.

´Memo´ agradeció a sus directores de Orquesta, Hazael Martínez y Roberto Hernández, sus familiares, compañeros y otros profesores que tuvo por su apoyo durante sus estudios de profesional.

Guillermo Llanos, EXATEC de la Orquesta Sinfónica del Tec

Disciplinado, perseverante y siempre puntual en los ensayos fue como recordó Roberto Hernández a Guillermo Llanos.

"Afable compañero del resto de los integrantes de la orquesta. Hizo grandes amigos en su largo camino en SinfónicaTec y ha sido ejemplo de integridad, colaboración y excelencia", expresó.

Por su carrera, también pudo apoyar a la orquesta en otros ámbitos, apuntó ´Robertico´.

"Un excelente contrabajista con experiencia en múltiples ensambles y conocimientos bastos de grabación y producción musical que pudo aportar a la sinfónica en estos tiempos de pandemia con una participación muy destacada en ´Pedro y el Lobo´", manifestó.

En su paso por el Tec, además de graduarse ´Memo´ adquirió un mayor gusto por la música, lo cual también agradece.



« Especial »