Joven TEC


Cómo cuidar a los niños del COVID ante un regreso a clases

Cómo cuidar a los niños del COVID ante un regreso a clases
Expertos en salud aconsejaron tomar medidas especiales ante el regreso a clases el pico de contagios de la tercera ola de COVID-19 en México.

Publicación:27-08-2021
++--

Estas medidas buscan minimizar los riesgos de contagios y brotes en los centros educativos tras el regreso de los alumnos a las aulas.

El Dr. Guillermo Torre, rector de TecSalud; el Dr. Francisco Moreno, médico internista infectólogo; y la química y educadora Carol Perelman, participaron en la charla COVID-19 al día donde abordaron el regreso a clases.

“Muchos tenemos miedo y es natural, pero con información y evidencia podemos darle la vuelta a este miedo y convertirlo en acciones positivas para cuidarnos todos”, menciona Perelman.

La experta menciona que ninguna medida protege al 100%, sea el cubrebocas, la sana distancia e incluso la vacuna. Sin embargo, la acumulación de medidas minimiza el riesgo considerablemente.

Los expertos compartieron algunas medidas de prevención para evitar los brotes de contagios ante el aumento de movilidad derivado del regreso escolar.

Tener salones con ventilación adecuada

Los expertos aseguran que la ventilación adecuada de los espacios es esencial para evitar los contagios y brotes dentro de las escuelas.

“Es como cuando hay un fumador en un área cerrada y empiezas con la molestia del humo. Aquí no es la molestia del humo, es el virus. Entonces abre las puertas y ventanas para que haya ventilación”, señala Moreno.

Perelman dijo que medir la calidad del aire es importante, por lo que una medida indirecta es el medir la cantidad de CO2 con dispositivos.

"Entonces medir eso en un espacio cerrado es una medida indirecta de cuánto aire que pasó por los pulmones de alguien más, y que posiblemente trae virus, estoy respirando”, indica.

También señala que algunos países como Bélgica ya han implementado esta medida en lugares públicos para monitorear la cantidad de ventilación basándose en la calidad del aire.

“Es como cuando hay un fumador en un área cerrada y empiezas con la molestia del humo. Aquí no es la molestia del humo, es el virus".- Dr. Francisco Moreno

Usar cubrebocas en todo momento

Moreno señala que hasta un 75% de los jóvenes menores de 17 años pueden ser portadores del virus de manera asintomática.

“El cubrebocas es una medida de solidaridad. Es tratar de evitar que esa persona asintomática o presintomática esté contagiando a los demás”, añade.

Perelman menciona que, según la Academia de Pediatría, el cubrebocas puede usarse desde los 2 años de edad.

“El mejor cubrebocas es el que mejor te queda. Un KN95 es bueno, pero es mucho más útil uno que quede cómodo y mejor ajustado. 

“Los que hay que evitar son los tejidos y los que tienen válvulas”, menciona la experta, quien además aconseja lavarlos frecuentemente en caso de que sean reusables.

Evitar mandar a la escuela a niños enfermos

La detección de casos debe iniciar con la observación en casa y los padres deben monitorear la salud de sus hijos, para así que deben evitar llevarlos a la escuela en caso de síntomas, aconsejó Perelman.

Perelman aconseja que las medidas de prevención deben iniciar en casa con charlas entre los padres de familia e hijos.

“Si les explicamos a los niños entonces ellos también van a entender cuándo sí y cuándo no", menciona.

Evitar aglomeraciones de estudiantes

Moreno recomienda evitar las aglomeraciones durante la entrada, salida y recesos de los alumnos.

También dijo que deben evitarse los tumultos a la hora de ir a lavarse las manos o utilizar gel antibacterial.

“Olvidémonos de todas las cosas que lo único que provocan son tumultos. De preferencia usa jabón y agua y si vas a usar gel que sea de fácil acceso”, señala.

“Muchos tenemos miedo y es natural, pero con información y evidencia podemos darle la vuelta a este miedo y convertirlo en acciones positivas para cuidarnos todos”.

Mantener grupos reducidos en los salones

Perelman aconseja mantener reducidos o en “burbujas” los grupos de alumnos que interactúen y no mezclar varios salones, para mantener un mayor control en caso de un contagio.

“Si estas burbujas interactúan y si encuentro un caso positivo tendría que suspender al colegio completo. Así podemos llevar a un niño a casa a cuarentena para ver si hubo o no contagio en el salón”, indica Perelman.

“Sabemos desde un principio que debe mantenerse un espacio entre las personas y esto en las aulas se tiene que hacer. No podemos tener salones de más de 50 niños”, agrega Moreno.

Hacer una prueba PCR en caso de sospecha

Moreno explica que las pruebas de antígenos son rápidas y sencillas, pero no tienen una sensibilidad alta y aconseja que en caso de presentar síntomas, deberá realizarse una prueba PCR para descartar el contagio.

“Si la prueba de antígeno sale positiva no tiene que hacerse una prueba de PCR, pero si la persona tiene síntomas y una exposición previa a alguien con COVID-19 y sale negativo en prueba de antígenos, debe hacerse una prueba PCR”, afirma.



« Especial »