Joven UANL


CIDEB, la vanguardia en robótica

CIDEB, la vanguardia en robótica
Reunión del Rector Rogelio Garza con integrantes y coordinador del equipo de robótica

Publicación:09-07-2021
TEMA: #UANL  
version androidversion iphone
++--

Destacaron el apoyo del CIDEB y la UANL al contar con los cursos, diplomados, el equipamiento y seguimiento para ganar un histórico tercer Campeonato Mundial.


"Los de México pueden todo", decían los del equipo estadounidense de robótica en la competencia En el Escenario Avanzados de la RoboCup Junior 2021 al referirse a los alumnos del Centro de Investigación y Desarrollo de Educación Bilingüe (CIDEB-UANL).

Lo expresaron previo a poner manos a la obra en la prueba de Súper Equipo que unió el intelecto robótico de los equipos estadounidense (ARTificial Creativity), brasileño (Molibdenio) y mexicano (Indominus Bots).

Este elogio fue un impulso y reconocimiento para Emiliano Flores, Alejandro Rodríguez, Humberto Barrera, Luis G. Dewar, Héctor Moya y el doctor Erick Sánchez, coordinador del equipo que el 6 de julio visitó al maestro Rogelio Garza Rivera, Rector de la UANL.

En esa reunión, el maestro reflexiona que ganar un campeonato mundial de robótica es destacable; volver a ganarlo ya no es casualidad; pero ganarlo por tercera vez en seis años es consolidarse como el mejor programa de robótica en el país. Y tiene razón.

¿Cuál es el secreto del CIDEB? Puede ser el apoyo de la escuela, de la Universidad, el intelecto de los estudiantes y un guía que trabaja todo el año con sus alumnos y miembros del equipo de robótica para superar, llegado el día, todos los obstáculos en la RoboCup. 

Todo el apoyo técnico y pedagógico

Consolidarse como una escuela que año con año presenta equipos de excelencia es un conjunto que incluye el apoyo institucional y tecnológico, el seguimiento pedagógico y, desde luego, la abstracción y edificación de lo aprendido por sus alumnos. 

El doctor Erick Sánchez destaca dos cosas: una metodología pedagógica activa centrada en la autonomía y participación de sus alumnos y en la enseñanza del concepto STEM (Science, Technology, Enigneering and Mathematics, por sus siglas en inglés).

En la primera él lleva a cabo durante el año algo parecido a lo que pedagógicamente se conoce como ´gamificación´, o jugar para aprender. De lunes a jueves la clase Matemáticas III es áulica, pero el viernes sin falta el grupo sale a poner en práctica las fórmulas.

"Ya conocieron los problemas ahora hay que ejemplificarlos afuera, resolverlos con ejemplos reales de forma práctica. Porque si lo ves aplicado empieza a mejorar todo", dijo el maestro y guía tricampeón de la RoboCup.

"Eso es el STEM, vivirlo, asimilarlo en la experiencia. La teoría la podemos ver tres veces, pero se te va a olvidar. Participar siendo parte del problema no se te olvida nunca", agregó Sánchez, quien se ha certificado en este concepto en los Estados Unidos.

Funcionan como engranajes de una maquinaria sofisticada

José Emiliano Flores Martínez egresó siendo el mejor promedio del bachillerato internacional en este 2021. Con los años se fue especializando en la biblioteca de datos y en las soluciones de programación que necesita cada dispositivo.

Alejandro Rodríguez Rodríguez, es programador y diseñador en 3D. Ha tomado cursos de Autocad y diplomados sobre mecatrónica en la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (FIME) al tiempo que cursaba la preparatoria en el CIDEB.

l Rector les recomendó leer "La cuarta revolución industrial (2016)", de Klaus Schwab, y buscar sobre el Nuevo Modelo en Tecnología e Ingeniería (NMiTE), que dirige la doctora Elena Rodríguez-Flacón, del Consejo Consultivo Internacional de la UANL.

Humberto Barrera Martínez es el encargado de la electrónica de los dispositivos. Cuando construían la camioneta necesitaban más torque, voltaje, drivers y microcontroladores. Al final, en varios aspectos, emularon la autonomía y cualidades de un coche Tesla.

Luis Fernando Gutiérrez Dewar, junto a Humberto, en secundaria fueron alumnos del Centro de Alto Rendimiento Académico (CARA), donde participaron en concursos de robótica. "Nunca me imaginé llegar a Robocup, hicimos un cambio gigante", dijo Luis.

Héctor Adrián Moya Guerrero estudiará Mecatrónica en la FIME. Con el paso del tiempo él se fue especializando en la mecánica de los robots y en la infinidad de materiales que los recubren. "Creo que pusimos el nombre de México en lo alto", expresó Héctor.




« Especial »