Internacional Latinoamérica


Urge Colombia por un cambio democrático en Venezuela


Publicación:19-01-2020
++--

Reitero que la crisis "multidimensional" que padecen los venezolanos ha generado el éxodo de más de 4.8 millones.

Bogotá.- El gobierno de Colombia insiste en que la única vía para solucionar la grave crisis que se vive en Venezuela es la "transición rápida" hacia la democracia en la que se incluyan "elecciones libres y transparentes" supervisadas por la comunidad internacional. 

 

El Ministerio de Relaciones Exteriores colombiano por medio de un amplio comunicado difundido la víspera enfatizó que "Venezuela enfrenta una encrucijada en 2020 y la celebración de elecciones a finales de este año debe contribuir a diseñar el futuro del país en los años venideros".

 

Reitero que la crisis "multidemnsional" que padecen los venezolanos ha generado el exodo de más de 4.8 millones y destacó que centros de estudios internacionales estiman que en 2020 la cifra de las personas que huyen del páís vecno podría alcanzar los 6.5 millones.

 

Dicho país "vive un cuadro generalizado de violaciones sistemáticas de derechos humanos y libertades fundamentales, denunciadas por organismos internacionales de protección de derechos humanos, y padece el colapso de su sistema económico y de sus servicios en salud y educación", enfatizó la cancillería colombiana.

 

Al referirse al proceso electoral "transparente", la diplomacia de bogotá propone que organice por por un gobierno de transición "con la más amplia aceptación", una nueva Comisión Nacional Electoral, además de formar un Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) reconstituido, justo e independiente.

 

"Las elecciones deben estar abiertas a la participación de todos los partidos y candidatos. Se deben eliminar todas las restricciones sobre individuos y partidos políticos y permitir la libre participación de todos en las elecciones presidenciales y parlamentarias".

 

Debe protegerse el ejercicio de los derechos a la reunión y la protesta pacífica, y la libertad de expresión, sin represión ni represalias. No deben existir interrupciones de los servicios esenciales como el acceso a las telecomunicaciones y al transporte público, considera el texto de la cancillería.

 

Insiste que todo el proceso electoral de este año debe ser supervisado por la comunidad internacional con el envio de observadores independientes, entre otras medidas para que garanticen un verdadero cambio en Venezuela.



« Notimex »