Reciben embajadas ucranianas paquetes sangrientos

Reciben embajadas ucranianas paquetes sangrientos
Los paquetes se recibieron en sedes diplomáticas en Europa

Publicación:03-12-2022
++--

Primero fueron cartas con explosivos, ahora son paquetes con ojos de animales que han llegado a edificios públicos, razón por la que se reforzó la seguridad

Roma, Italia.- Las embajadas y consulados ucranianos en seis países europeos han recibido paquetes con ojos de animales en los últimos días, por lo que se han intensificado las medidas de seguridad.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Oleh Nikolenko, escribió en Facebook que los “paquetes sangrientos” fueron recibidos por las embajadas de Ucrania en Hungría, Holanda, Polonia, Croacia e Italia, así como por los consulados en Nápoles, Italia; Cracovia, Polonia y la ciudad checa de Brno. “Estamos estudiando el significado de este mensaje”, agregó.

“Es una señal muy fuerte”, comentó el cónsul de Ucrania en Nápoles, Kovalenko Maksym.

Nikolenko afirmó que los paquetes con ojos llegaron después de que una caja que contenía un artefacto explosivo se incendió el miércoles al ser abierto en la embajada de Ucrania en Madrid, hiriendo a un empleado. Ese fue uno de los múltiples paquetes explosivos encontrados en España esta semana.

El Ministerio del Interior de España informó que la policía evacuó el viernes la embajada ucraniana en Madrid después de que se detectó otro paquete sospechoso. El ministerio dijo que el paquete fue enviado desde fuera de España y que podría ser parte de una serie de paquetes enviados a otras embajadas en Europa. La policía no encontró explosivos, precisó el ministerio.

En otros países, desconocidos vandalizaron la entrada a la residencia del embajador ucraniano ante el Vaticano y la embajada ucraniana en Kazajistán recibieron una amenaza de un presunto ataque con minas, aunque eso no se constituyó, afirmó Nikolenko.

El embajador de Ucrania ante el Vaticano, Andrii Yurash, dijo que la entrada a su residencia en Roma fue dañada el jueves por la tarde con lo que él creía que eran heces de animales. La puerta del edificio de apartamentos y las escaleras y paredes de la entrada estaban “manchadas con una sustancia sucia con un olor desagradable”.



« El Porvenir »