Putin-Biden, adversarios desiguales en mismo estrado

Putin-Biden, adversarios desiguales en mismo estrado


Publicación:16-06-2021
++--

El mandatario de EU, Joe Biden, quien recientemente llamó a Putin "asesino" y dijo que pagaría el precio, tiene mucho que reprocharle a su homólogo ruso,

El reunirse con el presidente de la mayor potencia del planeta, en un espacio neutral como es Ginebra, supone una conquista adelantada para el presidente ruso Vladimir Putin, pese a que el foro global implique el riesgo de exposición a la crítica.

El mandatario de EU, Joe Biden, quien recientemente llamó a Putin "asesino" y dijo que pagaría el precio, tiene mucho que reprocharle a su homólogo ruso, desde la interferencia en las presidenciales de 2016, hasta la anexión unilateral de la península ucraniana de Crimea, entre otros.

"Una cumbre que nos hace recordar las reuniones regulares de sus predecesores en los años de la Guerra Fría, aparenta que (...) son las dos mayores potencias del planeta", dice James Nixey, director del Programa para Rusia y Eurasia del Instituto Real de Relaciones Interna-cionales Chatham House.

"Es una especie de anacronismo histórico, el que EU se esté reuniendo con grandilocuencia con una potencia en declive de tercer grado como Rusia". Para Putin, sigue, el encuentro permite que a su país se le vea más grande de lo que realmente es en el tablero global. El beneficio, continúa, es superior al eventual riesgo de que en la reunión algún reportero le pregunte a Biden, y en presencia de Putin, si aún lo considera un "asesino" y qué hará al respecto.

Aunque es difícil predecir en qué resultará la histórica foto entre Biden y Putin. Nixey prevé dos desenlaces: Biden aprovechará el encuentro para medir aguas y comprobar el estado real de las relaciones o expondrá los términos de cómo serán los lazos a partir de ahora y si Moscú excede las líneas rojas pagará las consecuencias: "No se sabe con certeza cuál de los dos será, posiblemente ni siquiera ellos lo sepan".

Nixey no ve espacio para la cooperación entre Washington y Moscú, con excepción del ámbito del control armamentista. "Rusia y EU quieren cosas completamente distintas, sus ambiciones son diferentes, así como sus metas. La mentalidad es (...) opuesta, la rusa se basa en la adversidad, no en la cooperación".

Dice que hay quienes perciben potencial para trabajar conjuntamente en Medio Oriente, pero la realidad muestra que apoyan bandos opuestos. La lucha contra el cambio climático podría ser la alternativa, pero Nixey se muestra pesimista.



« El Universal »