Podría surgir otra variante más contagiosa y mortal

Podría surgir otra variante más contagiosa y mortal


Publicación:14-01-2022
++--

"No es una enfermedad benigna, es una enfermedad que podemos prevenir con vacunas"

Ginebra, Suzia.- La variante ómicron, que infecta a las personas a un ritmo que el mundo no había visto desde el inicio de la pandemia de Covid-19, "sigue siendo un virus peligroso" aunque cause síntomas menos graves, advirtió el miércoles el jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS). "Aunque ómicron causa síntomas menos graves que delta (la variante hasta ahora dominante), sigue siendo un virus peligroso, especialmente para quienes no están vacunados", dijo el director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia de prensa. La variante, que fue identificada por primera vez en África austral a finales de noviembre de 2021, se ha propagado de forma fulgurante en todo el mundo. Los síntomas menos severos –sobre todo para las personas totalmente vacunadas y con una dosis de refuerzo– que los de delta hacen que algunos piensen que se trata de una enfermedad benigna. Habrá "otra variante más transmisible y más mortal que ómicron" Pero "más transmisión quiere decir más hospitalizaciones, más decesos, más personas que no pueden ir a trabajar, incluyendo profesores y personal sanitario, y más riesgo de que surja otra variante más transmisible y más mortal que ómicron", dijo el responsable de la institución. "No es una enfermedad benigna, es una enfermedad que podemos prevenir con vacunas", señaló por su parte Michael Ryan, a cargo de las situaciones de emergencia en la OMS. "No es el momento de abandonar, no es el momento de bajar la guardia, no es el momento de decir que es un virus bienvenido, ningún virus es bienvenido", advirtió. Algunos piensan que ómicron y su elevado nivel de transmisión puede reemplazar a las variantes más peligrosas y transformar la pandemia en una enfermedad endémica fácil de combatir.

BLOQUEAN ORDEN DE JOE BIDEN DE IMPONER VACUNACIÓN EN EMPRESAS

La Suprema Corte de Estados Unidos bloqueó hoy la orden del presidente Joe Biden de imponer la vacunación o pruebas obligatorias en las grandes empresas, aunque accedió a permitir la vacunación para algunos empleados del sector de la atención médica. "Aunque el Congreso ha dado indisputablemente a la OSHA (Administración de Seguridad y Salud en el Trabajo) el poder de regular los peligros ocupacionales, no le ha dado el poder de regular la salud pública más ampliamente. Requerir la vacunación de 84 millones de estadounidenses, seleccionados simplemente porque trabajan para patrones con más de 100 empleados, ciertamente cae en esta última categoría"; señaló el Supremo. En cambio, consideró que el mandato separado de requerir la vacunación para alrededor de 20 millones de empleados del sector de la atención médica puede entrar en vigor. Los jueces Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan, considerados liberales, discreparon del fallo sobre las empresas. "Si somos inteligentes, sabremos que no debemos desplazar los juicios de los expertos, que actúan dentro de la esfera que el Congreso marcó y bajo el control presidencial, para hacer frente a las condiciones de emergencia", escribieron. "Hoy, no estamos siendo inteligentes. Frente a una pandemia que aún está en pleno apogeo, este Tribunal le dice a la agencia encargada de proteger la seguridad de los trabajadores que no puede hacerlo en todos los lugares de trabajo necesarios. Mientras la enfermedad y la muerte siguen aumentando, este Tribunal le dice a la agencia que no puede responder de la manera más eficaz posible". La orden de Biden, que obligaba a los patrones con 100 empleados o más a garantizar que sus trabajadores estén completamente vacunados o se sometan a pruebas regulares y usen mascarillas en los centros de trabajo, habría afectado a unos 80 millones de personas. La orden consideraba excepciones para quienes presenten objeciones de índole religiosa.



« Redacción »