Piden cadenas perpetuas por derribo del MH17

Piden cadenas perpetuas por derribo del MH17
La fiscalía concluyó que el avión fue derribado por un misil Buk propiedad de la 53ra Brigada rusa de Misiles Antiaéreos

Publicación:22-12-2021
++--

Los cuatro acusados usaron de forma imprudente un misil ruso para derribar el avión de pasajeros, según la fiscalía

SCHIPHOL.-La fiscalía holandesa pidió el miércoles cadenas perpetuas para cuatro sospechosos de haber derribado un vuelo MH17 de Malaysia Airlines sobre el este de Ucrania, matando a 298 pasajeros y tripulantes en 2014.

Los cuatro acusados usaron de forma imprudente un misil ruso para derribar el avión de pasajeros, según la fiscalía.

La fiscal pública Manon Ridderbeks expresó la pena solicitada después de tres días de presentación de pruebas. Los sospechosos están siendo juzgados en ausencia.

“El derribo del MH17 con un misil Buk acabó brutalmente con las vidas de las 298 personas que había a bordo. Se ha causado un sufrimiento irreversible e increíblemente profundo a los familiares”, expresó Ridderbeks a la corte.

Anton Kotte, quien perdió a su hijo, nuera y un nieto de 6 años cuando el vuelo MH17 fue derribado, dijo que la demanda de sentencia se sentía como “un nuevo comienzo”, pero agregó que aún faltan los argumentos de la acusación, la deliberación de los jueces y la posibilidad de apelaciones, por lo que la justicia todavía se siente muy lejana.

“Empezamos a ir en la dirección correcta... pero el resultado será en el futuro”, dijo fuera del tribunal.

Las cadenas perpetuas son raras en Holanda, donde la sentencia significa que la persona condenada pasará el resto de su vida en prisión.

La fiscalía acusa a los ciudadanos rusos Igor Girkin, Sergey Dubinskiy e Igor Pulatov, así como al ucraniano Leonid Kharchenko, que en 2014 eran rebeldes separatistas que combatían a las fuerzas del gobierno ucraniano, de formar un equipo que intentó derribar aviones ucranianos utilizando un sistema de misiles llevado en un camión desde una base militar rusa.

El fiscal Thijs Berger dijo previamente a los jueces que desde el punto de vista legal resultaba irrelevante si los sospechosos querían derribar aviones militares y no aeronaves civiles. “En términos legal eran ciudadanos de a pie, no estaban autorizados a ejercer ninguna violencia”, dijo.

El juicio se celebra en Holanda en una sala de alta seguridad cerca del aeropuerto de Schiphol porque casi 200 de las personas que viajaban en el avión eran ciudadanos holandeses.

Las peticiones de sentencia del miércoles se produjeron en medio de crecientes tensiones entre Moscú y Occidente por el despliegue de tropas rusas cerca de Ucrania, que ha provocado el temor a una invasión. Rusia ha negado tener planes de atacar a su vecino.

Los abogados de defensa de Pulatov, el único sospechoso representado en la corte, tenían previsto hacer su presentación ante los jueces en marzo. Los veredictos no se esperan hasta septiembre del próximo año como mínimo.

La fiscalía había pasado los dos días anteriores expresando de forma detallada la acusación y las pruebas que la respaldaban ante el tribunal.

Los fiscales emplearon testigos, publicaciones en redes sociales, fotos, videos y llamadas interceptadas, así como datos de ubicación de celulares, para trazar en detalle la supuesta ruta del misil Buk a y desde el lugar desde el que se lanzó, en un campo de cultivo cerca del poblado de Pervomaiskyi.

También comentaron los datos forenses reunidos de los restos y los cuerpos de las víctimas recuperados en el este de Ucrania y devueltos a Holanda para su estudio. En una fase anterior del juicio, los jueces visitaron un hangar en una base militar holandesa donde se conservan restos del avión para ver los fragmentos retorcidos de fuselaje.

La fiscalía concluyó que el avión fue derribado por un misil Buk propiedad de la 53ra Brigada rusa de Misiles Antiaéreos, que llegó por carretera hasta el sitio desde donde se lanzó “por orden de y bajo indicaciones de los sospechosos”.

La fiscalía también mencionó conversaciones interceptadas entre Dubinski y Kharchenko en las que hablaban de derribar lo que creían que era un avión militar ucraniano.

La fiscalía alega que Girkin y Dubinskiy eran rebeldes separatistas de alto rango, mientras que Pulatov y Kharchenko eran sus subordinados directos.

“Juntos, son responsables del despliegue del sistema Buk utilizado para derribar el vuelo MH17”, afirmó la fiscalía en un resumen por escrito de sus argumentos.



« Redacción »