Banner de aplicaciones

Mantienen en Filipinas nivel de alerta por actividad de volcán Taal


Publicación:22-01-2020
++--

Existe un riesgo para la vida en un radio de 14 kilómetros, la "zona de peligro" que lo rodea, destacó la cadena ABS-CBN News.

Manila.- Las autoridades de Filipinas informaron este martes que la alerta por la actividad del volcán Taal se mantiene en nivel 4, ante el temor de los expertos de que éste pueda estar "recargándose" para generar una explosión más poderosa. 

El Instituto Filipino de Vulcanología y Sismología (Phivolcs) dijo este martes que entienden las preocupaciones del gobierno local y de los residentes que quieren regresar a sus casas, pero la zona es considerada de alto riesgo y no cambiarán su opinión sobre los peligros de una erupción explosiva inminente.

El jefe de la División de Monitoreo de Volcanes y Predicción de Erupciones de Phivolcs, Mariton Bornas, dijo que existe un riesgo para la vida en un radio de 14 kilómetros, la "zona de peligro" que lo rodea, destacó la cadena ABS-CBN News.

"Estamos trabajando duro para poder darles la mejor información", aseguró al público.

Si bien la actividad volcánica en la superficie aparentemente se ha debilitado, el magma todavía se está moviendo bajo tierra y todavía existe una amenaza de erupción, explicó Bornas.

Agregó que depende de las unidades del gobierno local implementar sus planes de evacuación, pero para aquellos dentro de las áreas de alto riesgo, recomiendan la evacuación.

Se estima que más de 110 mil personas se vieron obligadas a refugiarse en centros de acogida desde que Taal volvió a la actividad hace más de una semana. Desde entonces, se había permitido a los residentes evacuados retornar por unas horas a sus viviendas para alimentar a su ganado o limpiar sus hogares.

El volcán lanzó cenizas hasta una altura de 15 kilómetros el 12 de enero, provocando daños en casas, matando ganado y destruyendo cultivos en el entorno.

Taal, que se sitúa a unos 100 kilómetros de Manila, es uno de los más activos de Filipinas. Su última erupción fue en 1977.

El archipiélago de Filipinas se encuentra en el "Cinturón de fuego" del Pacífico, donde las placas tectónicas entran en colisión y causan sismos y fuerte actividad volcánica.



« Notimex »