La reina Isabel II "luchaba contra el cáncer": revela libro

La reina Isabel II luchaba contra el cáncer: revela libro


Publicación:25-11-2022
++--

El certificado de defunción de la reina, emitido en septiembre, decía que falleció de vejez.

Un libro próximo a publicarse abordará los últimos días de la reina Isabel II, antes de morir en septiembre. En Elizabeth: An Intimate Portrait, de Gyles Brandreth, también se menciona que "estaba luchando contra el cáncer" en los últimos meses de su vida.

Brandreth escribe: "Había oído que la reina tenía una forma de mieloma, cáncer de médula ósea, lo que explicaría su cansancio y pérdida de peso y esos 'problemas de movilidad' de los que a menudo nos hablaron durante el último año de su vida.

"El síntoma más común del mieloma es el dolor óseo, especialmente en la pelvis y la parte baja de la espalda, y el mieloma múltiple es una enfermedad que suele afectar a los ancianos.

"Actualmente, no existe una cura conocida, pero el tratamiento, que incluye medicamentos para ayudar a regular el sistema inmunitario y medicamentos que ayudan a prevenir el debilitamiento de los huesos, puede reducir la gravedad de los síntomas y prolongar la supervivencia del paciente en meses o dos o tres años...".

El certificado de defunción de la reina, emitido en septiembre, decía que falleció de vejez.

Gyles Brandreth, un amigo del príncipe Felipe, hace las afirmaciones sobre Su Majestad, de 96 años, en una biografía.

En el libro también se asegura que la reina sufrió periodos de baja energía, a pesar de que les dijo a sus asistentes que estaba decidida a mantenerse ocupada después de la muerte del príncipe Felipe en abril de 2021.

Cuando la reina se sintió más débil, llenó su tiempo viendo el drama de la BBC Line of Duty, afirma el biógrafo. "Mi esposo ciertamente no lo habría aprobado", se dice que comentó.

También se indica que la reina y el príncipe Felipe, que estuvieron casados durante 73 años, pasaron semanas sin verse cuando el entonces duque de Edimburgo se retiró en 2017, informó el Daily Mail.

Hablaban regularmente por teléfono y la reina entendió su deseo de "vivir sus días a su manera", escribe Brandreth. Cuando golpeó la pandemia y se aplicaron las restricciones, los dos encontraron consuelo el uno en el otro y una vez que las medidas disminuyeron, continuaron pasando mucho tiempo juntos.

La reina no se separó para nada de su esposo antes de que falleciera, pese a que no estaba con él en el momento de su fallecimiento. Brandreth dice que todo ocurrió tan rápido que el personal del palacio no pudo despertar a la reina a tiempo. Y a pesar de su dolor, vio que era su "deber cristiano" continuar y dijo: "La vida continúa. Tiene que continuar".

En otro episodio, se indica que la monarca disfrutó filmando el sketch del Jubileo de Platino con el Oso Paddington y lo describió como "muy divertido". Y estaba encantada de que todos lo mantuvieran en secreto hasta que se mostró en el concierto, diciendo: "Eso fue encantador", reportó The Sun.

Brandreth también revela cómo Su Majestad era una madre cariñosa y dura, indica The New Zealand Herald.

Después de la desastrosa entrevista con Jeffrey Epstein de su "hijo favorito", el príncipe Andrew, en 2019, la reina no dudó en despojarlo de sus títulos.

The Daily Mail informa que también se reveló en la biografía que la monarca era una mujer discreta y cuando Andrew contó la historia de su amistad con el pedófilo convicto Epstein, ella escuchó con atención y respondió con una sola palabra: "Intrigante".

Brandreth menciona cómo era la amada monarca como madre, abuela y bisabuela, y dijo que estaba "sorprendentemente" involucrada con la tecnología y que enviaba mensajes de texto a su familia, pero que era muy estricta al no permitir que sus nietos y bisnietos llevaran sus dispositivos a la mesa.



« El Universal »