Banner de aplicaciones

Internacional Latinoamérica


Jefe militar colombiano justifica bombardeo contra rearmados


Publicación:07-11-2019
++--

El bombardeo se realizó bajo los protocolos de guerra y consideró que el operativo fue legítimo

Bogotá.- El general Luis Fernando Navarro afirmó que el bombardeo contra un grupo disidente de la FARC, liderado por “Gildardo Cucho”, en el Caquetá, efectuado el 2 de septiembre, se realizó bajo los protocolos de guerra y consideró que el operativo fue legítimo, de acuerdo a diversos medios de información. 

El también comandante de las Fuerzas Militares agregó que “no teníamos conocimiento de la presencia de menores de edad que hicieran parte del esquema de seguridad del jefe rearmado conocido por el alias de “Gildardo Cucho”, de acuerdo a un despacho informativo de Radio Caracol.

Respecto al operativo contra las los disidentes  de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) concentradas en un campamento ubicado en San Vicente del Caguán (Caquetá), donde murieron siete menores de entre 12 y 17 años de edad, entre ellos una niña de 12 años, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, expresó que:

“Desde el primer momento en que se inician los actos urgentes, la competencia del manejo de la información corresponde exclusivamente a las autoridades judiciales y todas las diligencias están amparadas por la reserva sumarial”, según un reporte del sitio digital caracol.com.co.

Lo anterior, en respuesta a la denuncia por ocultamiento de información sobre los decesos, presentada por el senador Roy Barreras, del Partido de la U, la cual sustentó con un reporte de Medicina Legal, y que generó un debate en el Senado de la República contra el responsable de Defensa, Guillermo Botero, según un reporte del diario El Espectador.

En la sede legislativa, el expresidente y actual congresista, Álvaro Uribe Vélez, confirmó la validez del operativo en el citado campamento, pero aclaró que se desconocía que hubiera menores de edad por lo que defendió el proceder de Guillermo Botero y justificó la aplicación del operativo.

El congresista observó que la Fiscalía debe aclarar qué hacían menores de edad y cómo llegaron al lugar, “si hay unos niños que están en el campamento terrorista, ¿qué supone uno? ¿Llegarían allá por su curiosidad a jugar futbol o fueron reclutados por el terrorista”.

En su oportunidad, el senador que citó al debate, Roy Barreras, recordó que el dispositivo militar estaba enfocado a “Gildardo Cucho”, integrante de una disidencia de la guerrilla de las FARC, considerada como un grupo armado organizado.

“Ministro usted le escondió a Colombia que ese día de septiembre bombardeó siete niños y quizás son cuatro más, porque las pruebas de Medicina Legal muestran que otros cuatro cuerpos llegaron tan despedazados, que solo pudieron identificar que tenían menos de 20 años”, recriminó Barreras.

En respuesta, Álvaro Uribe justificó que “Gildardo Cucho” representaba “peligrosidad para la seguridad nacional” por lo que era necesario detenerlo y afirmó que el operativo “se llevó a cabo de acuerdo con las normas nacionales e internacionales”, al tiempo que aclaró que no se tenía conocimiento de la presencia de menores de edad.

“Le acabamos de preguntar al ministro y dijo que los cadáveres quedaron irreconocibles. Apenas recientemente se supo que había niños reclutados por el grupo terrorista conta el que se hizo el operativo”, externó.



« Notimex »