Internacional Resto del Mundo


Incendios continúan mientras protestan contra gobierno australiano


Publicación:11-01-2020
++--

Las protestas fueron caracterizadas con el slogan ‘Sack Scomo’, que abrevia el nombre del primer ministro

 

 

Canberra.- Miles de manifestantes salieron hoy a las calles australianas para exigirle al gobierno del primer ministro Scott Morrison un plan de acción sobre el cambio climático, tras los incontenibles incendios forestales que estan afectando al país tanto en la destrucción de viviendas como en su flora y fauna. 

 

Las protestas fueron caracterizadas con el slogan ‘Sack Scomo’, que abrevia el nombre del primer ministro, y son organizadas e impulsadas por universitarios defensores de la conservación del medio ambiente.

 El mayor número de movilizaciones se registraron en las ciudades de Brisbane, Sydney y Melbourne, pese a los llamados preocupados de la policía del estado de Victoria para dispersarse, pues “distraen” las operaciones en las zonas incendiadas, informó News Corp Australia.

 “Hay mucha gente aquí, a pesar del clima. Esto demuestra que las personas realmente se preocupan por la causa y están cansadas de esperar a la acción ”, dijo una joven ante el medio de prensa australiano.

 Los bomberos enfrentaron este jueves una “larga noche” con casi una docena de incendios en el estado de Nueva Gales del Sur.

 La primer ministra del lugar, Gladys Berejiklian, dijo que se reportan dos nuevos incendios e instó a las comunidades a permanecer alerta pues “no sabremos el alcance del impacto de estos hasta mañana temprano”.

 Miles de australianos han abandonado sus hogares amenazados por los incendios forestales "catastróficos" avivados por el clima extremo.

 Las cuadrillas de emergencia se mantienen ocupadas a medida que el clima extremo vuelve a provocar la intensidad de los incendios forestales en todo el país. Las llamas arden en el sur de Australia, Nueva Gales del Sur, Victoria y Australia occidental, los bomberos se mantienen exhaustos en primera línea, destacó la cadena informativa Sky News.

 El Servicio de Bomberos Rurales de Nueva Gales del Sur confirmó que casi dos mil casas han sido destruidas por los incendios forestales esta temporada, la cual comenzó en septiembre pasado.

 

Miles de australianos huyen de incendios "catastróficos"

 

Miles de australianos se han visto obligados a abandonar sus hogares amenazados por los incendios forestales "catastróficos" avivados por el clima extremo. 

Las cuadrillas de emergencia se mantienen ocupadas a medida que el clima extremo vuelve a provocar incendios forestales en todo el país. Las llamas arden en el sur de Australia, Nueva Gales del Sur, Victoria y Australia occidental, probando a los bomberos exhaustos en primera línea, destacó Sky News.

El peligro se centra en los estados de Nueva Gales del Sur y Victoria, los estados más poblados de Australia, donde las temperaturas y las velocidades del viento están aumentando después de unos pocos días de relativa calma.

Un segundo "mega-incendio" se ha formado en Nueva Gales del Sur a medida que las condiciones climáticas severas provocan incendios en el área de las Montañas Nevadas, reportó ABC News.

El Servicio de Bomberos Rurales de Nueva Gales del Sur confirmó que casi 2,000 casas han sido destruidas por los incendios forestales esta temporada que comenzó en septiembre pasado.

En las comunidades de East Gippsland y Alpine en Victoria y Nueva Gales del Sur, los bomberos se enfrentan a vientos fuertes, racheados e impredecibles a medida que avanza el cambio climático.

Un incendio forestal descontrolado que amenazaba vidas y hogares en los suburbios del sur de Perth ha sido degradado, sin embargo, la amenaza está lejos de terminar ya que los bomberos enfrentan condiciones de viento desafiantes, señaló Sky News.

En otros lugares, los incendios en el sur de Australia y el oeste de Australia mantienen ocupados los servicios de emergencia, ya que las altas temperaturas y las condiciones ventosas avivan las llamas.

Mientras Australia del Sur soporta su peor temporada de incendios, El jefe de bomberos del país dice que es una suerte que no haya muerto más gente.



« Notimex »