Internacional Norteamérica


Enfrenta agresor cargos por asesinato y delito de odio

Enfrenta agresor cargos por asesinato y delito de odio


Publicación:22-11-2022
++--

Los cargos eran preliminares y los fiscales no habían presentado a Anderson Lee Aldrich, de 22 años, ante el tribunal.

Especial.- El hombre sospechoso de abrir fuego en un club LGBTIQ+ de Colorado Springs, que dejó cinco personas muertas, fue detenido con cargos de asesinato y delitos de odio.

Los registros judiciales en línea mostraban que Anderson Lee Aldrich, de 22 años, se enfrentaba a cinco cargos de asesinato y a cinco cargos de delito motivado por prejuicios que causó lesiones corporales en el ataque del sábado 19 de noviembre por la noche en el Club Q.

Lee Aldrich fue detenido el domingo después del tiroteo en este local nocturno frecuentado por personas homosexuales, lesbianas y transgénero, en la segunda ciudad más grande de Colorado. Permaneció hospitalizado con lesiones no especificadas, dijo la Policía.

Los cargos eran preliminares y los fiscales no los habían presentado ante el tribunal. Los cargos por delitos de odio requerirían demostrar que el pistolero estaba motivado por prejuicios, como por ejemplo contra la orientación sexual o la identidad de género de las víctimas.

El ataque se detuvo cuando un cliente le arrebató una pistola a Lee Aldrich, lo golpeó con ella y lo inmovilizó hasta que llegó la Policía minutos después.

Los documentos judiciales que exponen lo que condujo a la detención de Lee Aldrich han sido sellados a petición de los fiscales, que dijeron que la publicación de los detalles podría poner en peligro la investigación. No se dispone de información sobre el abogado de Lee Aldrich.

Un sospechoso conocido por las fuerzas del orden

De los 18 heridos en el Club Q, algunos resultaron heridos al intentar huir, y no estaba claro cuántos recibieron disparos, dijo un portavoz de la Policía. Rápidamente surgieron preguntas sobre por qué las autoridades no intentaron quitarle las armas a Lee Aldrich en 2021, cuando fue detenido después de que su madre denunciara que la había amenazado con una bomba casera y otras armas.

Aunque las autoridades dijeron en ese momento que no se encontraron explosivos, los defensores del control de armas han preguntado por qué la Policía no utilizó las leyes de "bandera roja" de Colorado para incautar las armas que su madre dice que tenía. No hay constancia de que los fiscales hayan presentado cargos por secuestro y amenazas contra Aldrich.

El tiroteo reavivó los recuerdos de la masacre de 2016 en la discoteca gay Pulse de Orlando (Florida), en la que murieron 49 personas. Colorado ha sufrido varios asesinatos en masa, como en el instituto Columbine en 1999, en un cine de los suburbios de Denver en 2012 y en un supermercado de Boulder el año pasado.



« El Porvenir »