Internacional Latinoamérica


Desafían a Ortega y celebran misa en Managua

Desafían a Ortega y celebran misa en Managua
No hubo incidentes por lamentar.

Publicación:14-08-2022
++--

Se convocó a la misa después de informar que la policía había prohibido "por razones de seguridad interna" una procesión con la virgen de Fátima

Managua, Nicaragua.- Desafiado la orden del presidente Daniel Ortega que prohíbe aglomeraciones con fines religiosos, cientos de fieles acudieron a una misa y peregrinación en honor de la Virgen de Fátima en la catedral de Managua.

Los devotos recibieron a la Virgen con rosas blancas y amarillas, cargada en hombros por un grupo de jóvenes.

"¡María de Nicaragua, Nicaragua de María!", "¡Vivan nuestros obispos!", fueron algunas exclamaciones de los fieles.

La Policía desplegó efectivos en los alrededores de la catedral y el sector, que en 2018 fue escenario de grandes protestas opositoras y que provoco como respuesta presidencial la prohibición de estos eventos.

La Arquidiócesis de Managua convocó a la misa después de informar que la Policía había prohibido "por razones de seguridad interna" una procesión con la virgen de Fátima que se había organizado en la capital.

Hoy nos reunimos "con mucha alegría pero también con mucha tristeza" debido a "la situación que hemos vivido en nuestras parroquias", dijo en su homilía el arzobispo capitalino y cardenal Leopoldo Brenes en alusión a la crisis con el gobierno.

"No nos cansemos de orar, aún cuando dé la impresión de que Dios no nos oye", agregó, citando al papa Francisco. 

La misa en Managua se realizó mientras en Matagalpa, el obispo Rolando Álvarez crítico del gobierno, permaneció encerrado desde hace 10 días en la sede de la Curia episcopal mientras se le investiga por "incitar al odio" y "organizar grupos violentos".

Previamente, la Policía había sitiado la parroquia de la ciudad de Sébaco, un municipio de Matagalpa, donde su titular Uriel Vallejos estuvo cautivo durante varios días. 

También a inicios de agosto el gobierno clausuró siete radioemisoras adscritas a la Iglesia católica, de un total de 14 medios independientes.

El presidente Daniel Ortega, de 76 años y en el poder desde 2007, ha llamado a los obispos "demonios con sotana", tras acusarlos de alentar las protestas de 2018 que a su juicio fueron "un fallido golpe de Estado". 

Varios obispos han criticado duramente al gobierno desde entonces. El obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, fue retirado de Nicaragua por el Vaticano y hoy se encuentra en el exilio, mientras que otros sacerdotes han reclamado la libertad de los "presos políticos", que según la oposición ya suman 190.

En un mensaje de Twitter, Báez manifestó su "solidaridad" con el obispo de Matagalpa: "Condeno el secuestro de mi hermano Mons. Rolando Álvarez de parte de la dictadura de Nicaragua (...) ¡Él y quienes lo acompañan deben ser liberados!"

También el viernes, el Vaticano rompió el silencio y expresó "preocupación" por la situación en Nicaragua, durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA. 



« El Porvenir »