Internacional Norteamérica


De 3 a 4 años, la espera por Quédate en México

De 3 a 4 años, la espera por Quédate en México


Publicación:22-12-2021
++--

Según cálculos consideran que unos 300 mil migrantes están esperando respuesta de su solicitud en México.

"Es una tragedia [lo que están viviendo los migrantes que devuelven a México a esperar la respuesta a su petición de asilo en Estados Unidos] porque no están teniendo acceso a los reportes de sus solicitudes, porque, número uno, alrededor de 30% no están llegando a sus audiencias porque no hay comunicación; hay informes en los que hemos encontrado [abogados estadounidenses con casos de peticiones de asilo] que oficiales de inmigración han estado mandando notificaciones de que [solicitantes] tenían cita en Corte ¡por medio de Facebook! ¡Eso es una locura!", dice en exclusiva el abogado especialista en inmigración José Jordán, ubicado en la frontera San DiegoTijuana.

"Número dos, obviamente [los peticionarios de asilo que han devuelto a México a esperar] no tienen un domicilio oficial para recibir notificaciones, así que, a menos de que se haya dado una dirección en Estados Unidos de algún familiar que les avise cuando llegue esa carta, muchos nunca llegarán a estar frente a un juez de inmigración para pelear su caso", dice el abogado.

"De acuerdo con reportes de las autoridades (...) apenas 0.04% de los que llegan frente a un juez están siendo aprobados (...) No sé por qué [el gobierno de] México aceptó eso [los protocolos de protección a migrantes, que permiten que solicitantes de asilo sean llevados a la frontera para que esperen del lado mexicano]. ¿Tú sabes lo que significa eso? Que la gran mayoría de todos los extranjeros que están en la frontera del lado mexicano se van a quedar en México".

Carlos García, abogado de inmigración, detalló que "a muchos se les negó su derecho de asilo por no poder demostrar un temor creíble o riesgo a sus vidas si son devueltos a su país de origen".

Además, "este sistema MPP es mucho más difícil que el primero que instaló Trump, ahora sólo hay 22 jueces y un tiempo de año y medio para esperar una respuesta inicial, y no habrá mucha asistencia jurídica".

Cifras de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) señalan que más de 100 mil migrantes extranjeros han solicitado asilo en México.

Cálculos de grupos proinmigrantes consultados en Estados Unidos consideran que unos 300 mil migrantes están atorados o esperando respuesta de su solicitud de asilo estadounidense en la frontera norte de México o en tránsito por su territorio.

"Los están engañando, porque estamos hablando de un proceso de tres a cuatro años mínimo. Todas las personas que se registraron para solicitar asilo y los regresaron [a territorio mexicano] por lo menos van a estar esperando de tres a cuatro años, ¡por lo menos!", dice Jordán.

"No sé qué tipo de presión haya puesto el presidente [Joe] Biden sobre el (...) de México [Andrés Manuel López Obrador] (...) hay una presión que no es tan pública como la que hizo [Donald] Trump cuando amenazó con poner impuestos [aranceles] a productos de México.

Con [los altos funcionarios de] Biden no se sabe, pero de que hay algo ahí en medio [una presión] tiene que haberlo", dice.

Especialistas consultados en las organizaciones Chirla (Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes) y Carecen (Centro de Recursos para Centroamericanos), coinciden: "México debe prepararse para sostener a casi la totalidad de quienes han llegado y siguen llegando a su frontera norte, porque Estados Unidos no le va a abrir la puerta a casi ninguno y los mismos migrantes se van a desesperar, porque aún en un proceso normal de asilo, la espera es demasiado larga".

Andrew Selee, presidente del Instituto de Políticas Migratorias, dice que el proceso dura, "se supone no más de 180 días". "Pura paja". "Mejor me crucé con una amiga bien chispuda [lista], nos juntamos a otro grupo, hay mucho pollero por aquí ofreciendo cruzar porque nos dijeron que es pura paja [mentira] de que íbamos a conseguir asilo", dice a este medio José Hernández, de 22 años, de Guatemala y que llegó a Tijuana, Baja California, desde hace varios meses:



« El Universal »