Internacional Norteamérica


Consideran inapropiada e inusual llamada de Trump


Publicación:20-11-2019
++--

La llamada que podría llevar a Trump a la destitución de la Casa Blanca incluía presuntamente una petición del magnate a Zelenski

En su testificación, dos funcionarios del gobierno de Donald Trump calificaron de inapropiada e inusual la llamada que sostuvo el presidente de Estados Unidos con su homólogo de Ucrania, Volodímir Zelenski, el pasado 25 de julio.

En la segunda semana de audiencias públicas del proceso de destitución de Donald Trump, testificaron el teniente coronel Alexander Vindman, especialista en Ucrania del Consejo de Seguridad Nacional, y Jennifer Williams, asistente en política internacional de la oficina de Mike Pence, vicepresidente de EUA.

La llamada que podría llevar a Trump a la destitución de la Casa Blanca incluía presuntamente una petición del magnate a Zelenski para que investigara a Hunter Biden, hijo del demócrata Joe Biden, precandidato presidencial del Partido Demócrata.

Tras escuchar el intercambio telefónico, Vindman decidió alertar al abogado del Consejo de Seguridad Nacional por considerar inapropiado que el presidente solicitara a un gobierno extranjero que investigue a un adversario político, aseguró el teniente coronel durante la audiencia ante el Congreso.

En el apoyo estadounidense a Ucrania existían dos actores disruptivos, consideró Vindman, “el entonces fiscal general ucraniano Yuri Lutsenko y el exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani, abogado personal del presidente Trump”, quienes “promovían información falsa que debilitaba la política de Estados Unidos en Ucrania”.

Según la acusación, Trump le planteó a Zelenski que la ayuda quedaría condicionada a que Ucrania investigara a los Biden, presuntamente porque el vicepresidente en la administración de Barack Obama operó dar freno a una investigación contra su hijo, quien pertenecía al consejo de la gasera ucraniana Burisma, hasta lograr que el fiscal general Viktor Shokin fuera destituido.

El desequilibrio de poder entre ambos mandatarios supone en sí mismo un elemento de presión que condicionaba la posibilidad de Zelenski de ser recibido en la Casa Blanca, señaló el militar.

Jennifer Williams, además calificó la llamada de inusual. “En contraste con otras llamadas presidenciales que he observado, implicaba la discusión sobre lo que parecía ser un asunto de política doméstica”, declaró quien ha sido calificada por el presidente de Estados Unidos como una persona “anti-Trump”.

Aclara que fue a examen médico de rutina

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó este martes que acudió al hospital el pasado fin de semana debido a un examen médico de rutina.

Al iniciar una reunión con miembros del gabinete en la Casa Blanca, Trump informó a la prensa que "salí de allí muy rápido" en referencia a la visita que rea-lizó el sábado pasado al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, de acuerdo con el servicio público de radio y televisión Voz de América.

Ante especulaciones de la prensa por la salud del mandatario, el médico oficial de Trump, el comandante de la Marina, Sean Conley, en un memorando señaló que el presidente se sometió a "un poco más de una hora de exámenes, análisis y discusiones", pero no a "evaluaciones cardíacas o neurológicas especializadas".

Indicó que la visita de Trump al centro médico ubicado en Bethesda, Maryland, fue un "chequeo intermedio planificado como parte de la atención preventiva primaria regular" que el mandatario estadounidense recibe durante el año.

De acuerdo con el médico Conley, el presidente se someterá a un "examen más completo después del Año Nuevo".

Las especulaciones acerca de la salud del gobernante estadounidense se dieron luego que la visita al hospital no fue incluida en el programa diario de actividades de Trump publicado por la Casa Blanca, a diferencia de cuando realizó su examen físico anual, el 8 febrero pasado.

En esa ocasión, Trump se sometió a cuatro horas de pruebas de rutina en Walter Reed, con Conley supervisando un panel de 11 especialistas certificados.

Luego del examen anual, Conley explicó que el presidente estaba "en muy buen estado de salud y anticipó que lo seguirá estando mientras dure su presidencia y más allá".

 



« Notimex »