Internacional Norteamérica


Asegura Pfizer que su vacuna es segura y efectiva en niños

Asegura Pfizer que su vacuna es segura y efectiva en niños


Publicación:23-10-2021
++--

Ninguno de los niños sufrió una enfermedad grave, pero los vacunados exhibieron síntomas mucho más leves que los no vacunados.

Washington, DC.- La vacuna para niños de Pfizer contra el COVID-19 parece segura y efectiva casi en un 91% para prevenir el contagio sintomático en niños de cinco a 11 años, según detalles de un estudio de la empresa dados a conocer este viernes, en momentos en que el gobierno de Estados Unidos determina si incluye a ese grupo de edad en la campaña de vacunación. La vacunación podría comenzar a principios de noviembre y los primeros niños en la fila estarían totalmente protegidos para Navidad si los reguladores le dan la luz verde. Los detalles del estudio de Pfizer fueron publicados en Internet. Se espera que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) publique en las próximas horas su evaluación independiente de la seguridad y efectividad de la vacuna. Los asesores de la FDA debatirán públicamente las pruebas la semana próxima. Si autorizan las vacunas, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) tendrán la última palabra sobre quién debe recibirlas. Las vacunas de Pfizer de máxima fuerza ya están autorizadas para personas mayores de 12 años, pero los pediatras y muchos padres aguardan ansiosos la inmunización de niños menores de esa edad para prevenir contagios de la agresiva variante delta y permitir que los niños vayan a la escuela. Más de 25 mil pediatras y proveedores de atención primaria ya se han enrolado para introducir las inyecciones en los brazos pequeños. El gobierno del presidente Joe Biden ha adquirido suficientes dosis pediátricas -en frascos especiales de tapa color naranja para distinguirlas de la vacuna adulta- para los aproximadamente 28 millones de niños de cinco a 11 años que hay en Estados Unidos. Si se aprueba la vacuna, se enviarán inmediatamente 11 millones de dosis a todo el país, junto con agujas del tamaño correspondiente. Un estudio de Pfizer incluyó a dos mil 268 chicos de esas edades que recibieron dos dosis con tres semanas de diferencia, se tratara de un placebo o de la vacuna. Cada dosis era un tercio de la cantidad inoculada en adolescentes y adultos. Los investigadores calcularon que la vacuna de dosis baja era casi 91% de efectividad sobre la base de 16 casos de COVID-19 en niños inoculados con el placebo comparado con tres casos en los vacunados. Ninguno de los niños sufrió una enfermedad grave, pero los vacunados exhibieron síntomas mucho más leves que los no vacunados. Además, los niveles de anticuerpos desarrollados en los niños que recibieron las dosis bajas fueron tan altos como en los adolescentes y adultos que recibieron la vacuna regular.

RUSIA CULPA A LOS CIUDADANOS POR SU FALLIDA CAMPAÑA DE VACUNACIÓN

Tras admitir que su campaña de vacunación contra el COVID19 fracasó, pese a ser uno de los países que creó una vacuna contra esta enfermedad, el Kremlin culpó a la población, que está reacia a vacunarse en un momento que Rusia cruza por un repunte de casos. Este viernes, Rusia registró un nuevo récord de casos y decesos por COVID-19, con mil 64 muertes y 37 mil 141 contagios reportados en las últimas 24 horas. "Estamos en una situación peor que la de toda una serie de países europeos en lo que respecta a la vacunación. Y, de golpe, con el impulso de variantes más agresivas, hay más gente que cae enferma, esa es la realidad del momento", declaró a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. A penas un tercio de los rusos se han vacunado contra el COVID-19 desde diciembre, en un contexto de desconfianza hacia las vacunas desarrolladas a nivel nacional. Pero, para Peskov, la actuación del Estado no debería ponerse en entredicho, sino más bien la de la población. "El problema es la toma de conciencia de los ciudadanos", señaló el portavoz, quien tampoco se vacunó (algo que justificó diciendo que tenía un nivel alto de anticuerpos, al haber pasado la enfermedad en mayo de 2020). Aunque las autoridades rusas han instado a la población a vacunarse, también dieron a entender que la epidemia se podía gestionar, limitando al máximo las restricciones sanitarias para proteger la economía. El presidente, Vladimir Putin decretó una semana no laborable del 30 de octubre al 7 de noviembre para frenar el repunte de casos y decesos, en tanto Moscú cerrará durante once días todos sus servicios, empresas y comercios considerados "no esenciales" a partir del 28 de octubre.

180 MIL SANITARIOS MURIERON POR COVID: OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó ayer que la epidemia de Covid-19 habría matado entre 80 mil a 180 mil trabajadores sanitarios hasta mayo de este año e insistió en que se les debe dar prioridad en la campaña de vacunación. De los 135 millones de profesionales de la salud en todo el mundo, "entre 80 mil y 180 mil" perecieron entre el inicio de la pandemia y mayo de 2021, según el informe. "Estas estimaciones provienen de las 3.45 millones de muertes vinculadas al Covid-19 declaradas a la OMS en mayo de 2021; una cifra que, en sí misma, resulta ser inferior a la cantidad real de muertes", señaló la organización en un comunicado.

 



« Redacción »