Acechan a Europa el invierno, el Covid y la influenza

Acechan a Europa el invierno, el Covid y la influenza


Publicación:13-11-2021
++--

Unos 43 países europeos se enfrentan a las puertas del invierno a una tensión elevada o extrema en las camas hospitalarias

MADRID, España/EL UNIVERSAL.- La llegada del invierno ha hecho saltar la alarma en varios países europeos ante la posibilidad de que la pandemia cobre nuevos bríos y se incremente el número de contagios y fallecimientos. A eso hay que sumarle la reaparición de casos de influenza y de adenovirus, que tiene a los expertos en alerta. "Por el tipo de transmisión es más fácil el contagio en invierno, no sólo porque los virus suelen sobrevivir mejor, sino porque nos mantenemos en lugares cerrados más tiempo y estos espacios no siempre están bien ventilados", señala Elena Vanessa Martínez, presidenta de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE). "Con los datos que tenemos creo que ni siquiera podemos prever cuál va a ser el comportamiento del virus en invierno. Hasta ahora ha vivido sin compañía, porque desplazó a todos los virus respiratorios el invierno pasado. Pero ahora mismo ya se está viendo que han reaparecido los adenovirus, los coronavirus y algunos casos de gripe [influenza], por lo que hay que ver cómo se va a comportar (...) conviviendo con el resto de los virus y si esta competencia puede reforzarlo o debilitarlo", agrega la doctora especialista en medicina preventiva, vinculada a la vigilancia epidemiológica. En Italia se registra un incremento de casos de influenza. Los contagios totales entre la población duplican los registrados en el mismo periodo de 2020 y los niños menores de cinco años son los más afectados, según el Instituto Superior de Sanidad. Hace días, Dinamarca advirtió del riesgo de saturación de hospitales debido al Covid-19, la influenza y otras enfermedades infecciosas. Unos 43 países europeos se enfrentan a las puertas del invierno a una tensión elevada o extrema en las camas hospitalarias debido al aumento del Covid-19, alertó el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, Hans Kluge, quien vaticinó que entre noviembre de 2021 y febrero de 2022 el continente podría registrar 500 mil fallecimientos adicionales. Las autoridades de Alemania, donde hay rebrotes pandémicos, han advertido que de cara al invierno es esencial cumplir las medidas de higiene y distanciamiento. La llegada del frío hace temer que la tasa de vacunación siga siendo insuficiente, a pesar de que cerca de 70% de la población alemana tiene la pauta completa. El futuro a corto y medio plazos es igual de incierto en el resto del Viejo Continente, que se ha convertido de nuevo en el epicentro de la pandemia a nivel mundial, con una situación especialmente preocupante en algunos países del este europeo como Rumania, Bulgaria, Ucrania o Bielorrusia, donde la vacunación apenas alcanza a 30% de la población y donde la llegada del invierno puede causar estragos. Cada país actúa de manera distinta y algunos han asumido que con porcentajes de vacunación altos y una vigilancia adecuada para que no aumenten los casos graves, el Covid pasa a ser un virus respiratorio más, como la gripe, otros coronavirus o los parainfluenza, indica la presidenta de la SEE. "Uno de los problemas que puede haber ahora es encontrarnos con bolsas de susceptibles, personas que no están vacunadas, que no son inmunes porque no han pasado la enfermedad y que no están distribuidas de forma aleatoria entre la población, sino que están agrupadas, de modo que en el momento en que entra el virus es muy fácil que se transmita entre ellos y (...) provocar un brote", advierte la experta que forma parte del grupo 32 del Ciberesp (Consorcio de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública). Estos grupos susceptibles no necesariamente son antivacunas; pueden estar integrados por personas que por distintas causas no tienen acceso al sistema sanitario. Con la llegada del invierno, los espacios cerrados se tornan especialmente propicios para la propagación del virus. "Junto a la transmisión por gotas, el virus tiene (...) una capacidad de transmisión por aerosoles que como se previene es con la ventilación. Aunque alguien lleve mascarilla, si se encuentra en locales cerrados y hay algún positivo, corre mayor riesgo de contagiarse a medida que transcurre el tiempo, porque la mascarilla (...) pierde efectividad", dice la especialista.


« El Universal »