Acabo de dar positivo a Covid; no hay oxímetro ni medicinas

Acabo de dar positivo a Covid; no hay oxímetro ni medicinas


Publicación:02-05-2021
++--

Gabriela, de 26 años, profesora de español en dos universidades en Nueva Delhi, tenía ya su boleto para viajar a México el 29 de junio

CIUDAD DE MÉXICO.- "Acabo de dar positivo a Covid". Para Gabriela Uzeta, una mexicana que lleva viviendo en India ocho años, la noticia significa suspender sus planes de regresar a México y enfrentar una nueva preocupación: cómo atenderse cuando en el país donde está faltan medicamentos, no hay espacio en los hospitales y tampoco oxígeno. Gabriela, de 26 años, profesora de español en dos universidades en Nueva Delhi, tenía ya su boleto para viajar a México el 29 de junio, pero por problemas familiares pensaba adelantarlo al 8 de mayo. "Mi abuelo ya estaba muy grave", cuenta en entrevista. Hace una semana comenzó a sentirse mal. "Como estaba planeando mi viaje a México, dije, quiero estar segura antes de cambiar el boleto. Ayer [miércoles] me fui a hacer la prueba. Hoy llegaron los resultados y di positivo a Covid". Aun así, intenta mantenerse tranquila. "Tengo resfriado, fiebre, dolor corporal, de garganta, pero hasta ahora no tengo problemas para respirar". Lo que le preocupa es haberse enfermado en momentos en que India vive una segunda ola de coronavirus que está dejando récord de infecciones y decesos prácticamente todos los días. Este miércoles se reportaron casi 380 mil nuevos contagios y más de 3 mil 600 decesos. La nación es la segunda más afectada a nivel global por contagios —18.3 millones hasta este jueves— y la cuarta en decesos: 204 mil 832. Su familia, una parte de la cual vive en la Ciudad de México y otra en el Estado de México, está preocupada por ella. Desde antes de que enfermara le pedían que regresara. "Me decían: ‘¿Qué haces allá sola?’. Ahora que estoy enferma me dicen: ‘Mira, nadie te puede cuidar, qué tal si te pasa algo’, pero afortunadamente me siento bien, en comparación con otras personas’". Explica que una amiga mexicana que también dio positivo, y padece asma, sí está más delicada, incluso requiriendo oxígeno, que no hay. Sabiendo que la medicina escaseaba, Gabriela se previno. Compró hace un tiempo medicina en caso de que enfermara y esa es con la que se está atendiendo. Lo que no tiene es oxímetro. El miércoles intentó comprar más medicamento, incluso pagó por adelantado, "pero está agotado, no hay medicamento, no hay oxímetros, no hay tanques de oxígeno". Tiene suerte. Con la ayuda de sus conocidos, logró conseguir. Gabriela llegó a Nueva Delhi por amor. Conoció a alguien en Facebook y, con 19 años, viajó a India. "Me casé, me divorcié y ahora trabajo aquí". Asegura que desde que llegó se ha sentido muy bien. "Como pez en el agua. Amo a mi país, estoy muy orgullosa de ser mexicana, pero el cariño que le tengo a India es muy grande. Me han aceptado muy bien, me siento muy segura". En India estudió la universidad. "Artes Españolas", explica. Y tras volver un tiempo a México, en 2018 regresó al país asiático para dar clases. "No hablo hindi a 100%, pero lo entiendo, he aprendido observando y escuchando". La llegada de la pandemia trastocó toda su vida. En la primera ola, señala, las autoridades fueron mucho más estrictas, y la gente respetaba más las reglas de usar cubrebocas, el distanciamiento social. Si veían que enfermaba alguien en un edificio, detalla, "lo ponían en cuarentena. Al principio yo escuchaba patrullas y policías entrando a la cerrada donde vivo. Andaban con palos acarreando a la gente. Quien no tuviera cubrebocas, les pegaban. A mí me tocó verlo". Pero pasado el tiempo, se relajaron las medidas. Llegaron los festivales hindúes, explica Gabriela, y la gente acudió en miles, sin cubrebocas ni nada. "La gente es menos cuidadosa, aunque el brote es más peligroso. Y estas son las consecuencias".


« El Universal »