En Escena Música


‘Quiero envejecer sabroso y con salud’

‘Quiero envejecer sabroso y con salud’


Publicación:01-07-2022
++--

La cantante indica que muchos "20" le han caído, entre ellos, el de aceptarse tal cual es, ya que hoy ha aprendido a envejecer y a aceptar el paso del tiempo

A sus 54 años, Alejandra Guzmán dice que más que autopercibirse como una mujer de su edad, todas las experiencias que ha vivido la han llevado a sentirse como si tuviera tres vidas.

La cantante indica que muchos "20" le han caído, entre ellos, el de aceptarse tal cual es, ya que hoy ha aprendido a envejecer y a aceptar el paso del tiempo en su cuerpo.

"Quiero envejecer sabroso, estoy empezando a aceptar mis arrugas tranquila y contenta, tengo mucho que agradecerle a la vida. Mi carrera, mi salud, mi familia, son cosas que hoy valoro mucho", dijo en entrevista.

La cantante dice que físicamente está bien de salud y aunque en febrero de este año fue dada de alta tras más de 10 años en tratamiento por los problemas que tuvo tras inyectarse polímeros en el trasero que casi le quitan la vida, la intérprete de "Eternamente bella" dice que sigue sometiéndose a operaciones, pero más esporádicas.

Reconoce que en todo este proceso ha aprendido a aceptarse y quererse, ya que le gustaría llegar a la edad de su madre, la actriz Silvia Pinal, quien tiene más de nueve décadas.

"Vengo de una familia muy longeva, espero que Dios me dé vida. Quisiera vivir hasta que todo me funcione bien, no querría depender de otros. Me da orgullo ver a mi madre entera a sus 92 años; ver a mi padre (Enrique Guzmán), quien acaba de salir del Covid con 79 años".

Alejandra, quien el 30 de julio ofrecerá un concierto en la Arena Ciudad de México como parte de su Tuya Tour, dice que este año es uno de celebración y que por ello está iniciando esta nueva etapa en su carrera.

Confesó que participar con Paulina Rubio en la gira en conjunto "Perrísimas", que ofrecieron en distintas partes de Estados Unidos, fue para ella como demostrarle a la industria que dos mujeres con temperamentos fuertes pueden convivir y ser compañeras.

"No fue sencilla esa gira ni la que tuve con Gloria (Trevi) y no porque no nos llevemos bien. Más bien, cuando uno siempre ha sido solista no está acostumbrado a compartir escenario y hacerlo es complicado, porque cuando uno está solo, tiene el control total pero les demostré que las mujeres juntas somos más poderosas y podemos hacer cosas chingonas, como pasó con Paulina o con Gloria", comenta la llamada "Reina del rock".



« El Universal »