En Escena Personalidades


Existe un futuro incierto para el mundo de los premios

Existe un futuro incierto para el mundo de los premios


Publicación:06-02-2021
++--

¿Qué hará Hollywood para continuar siendo referente de las artes y la cultura en épocas de incertidumbre?

Nadie ha salido ileso del COVID-19 y la temporada de premios en Hollywood trae sorpresas, pues la industria debe renovarse para sobrevivir.

La pregunta es: ¿qué hará Hollywood para continuar siendo referente de las artes y la cultura en épocas de incertidumbre?

El amor que sentimos por el cine y sus grandes historias es indudable, pero debido a la pandemia innumerables estrenos se suspendieron o lanzaron vía streaming, como sucedió con las productoras Warner Brothers, Paramount Pictures o United Artists. Que buscaron el apoyo de sus aliados digitales Amazon Prime, Apple TV y YouTube para exhibir sus contenidos y superar las pérdidas millonarias.

Así, la industria del entretenimiento se ha visto orillada a cambiar radicalmente y los festivales y ceremonias no han quedado exentos, ya que deben ser más ambiciosos, flexibles e inclusivos para las nuevas generaciones.

Las red carpet más inusuales

Conforme 2020 avanzaba, las expectativas también. Se esperaba tener una vacuna y una solución política y social para frenar los estragos del COVID-19. Sin embargo, ello no frenó las esperanzas de la industria para celebrar la temporada de festivales y ceremonias con todo y sus bemoles, como los que se vivieron en Tribeca, Cannes y South by Southwest, que se vieron forzados a cancelar sus red carpets por no contar con un plan B, como afirma The Hollywood Reporter.

Sin embargo, otros apostaron por la sanitización de espacios con un aforo limitado, como sucedió en San Sebastián, Venecia y Roma o, bien, migrando la experiencia hacia lo digital. ¿Ejemplos de ello? El festival de cine de Human Rights Watch y los Emmy, pioneros en este modo de proyectar y premiar a la distancia a sus nominados. Sin perder de vista el glamour, como el que le impregnó Zendaya al vestirse regia para recibir su Emmy en casa por su interpretación en Euphoria, demostrando que es posible sacar partido aún de las situaciones adversas.

No obstante, las grandes ceremonias, como los Oscar, BAFTA y Golden Globes, hicieron frente al coronavirus al poner fecha y lugar a su evento este 2021. Donde quizá no veremos un público copioso aplaudiendo a las luminarias como antes, pero de lo que sí estamos seguros es que habrá sorpresas. Como la condensación de categorías y ampliación de cintas nominadas de cine extranjero, como Judas and the Black Messiah, contundente por el momento histórico que representa el movimiento Black Lives Matter. Con el fin de que el séptimo arte evolucione y proyecte historias interesantes sin importar su procedencia o presupuesto.

Un cine más representativo

Al respecto los BAFTA y la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas anunciaron que retrasarán su programación hasta febrero y abril, respectivamente. Para que más realizadores consagrados y autores independientes muestren sus obras.

“Nuestra esperanza, al extender el periodo de elegibilidad y la fecha de los premios es brindar la flexibilidad que los cineastas necesitan para terminar sus películas sin ser penalizados por algo que está fuera de todo control”, expresó David Rubin, presidente de la Academia. “Garantizar que el evento sea seguro e inolvidable” es la meta, expresó la presidenta de ABC Entertainment, Karey Burke, quien aseguró que seguirá trabajando de la mano con la Academia.

Hacia el centenario de los Oscar

Con todos estos ajustes la Academia no pierde su brillo, ya que a partir de esta entrega (la número 93) se busca ampliar el espectro de ganadores, como parte de los nuevos estándares de equidad y de la iniciativa Academy Aperture, así se espera que en 2029 cuando los Oscar cumplan 100 años de premiar a las artes visuales, más películas de distintos bagajes y contextos se lleven el reconocimiento por su narrativa sin importar su origen.

Sin duda, una acción loable si consideramos que muchos de las grandes sucesos actuales de la política social surgieron en estos podios, como los movimientos Time’s Up o MeToo. Que, aunque polémicos o disidentes, impulsan a la evolución y allí la relevancia de la noche más esperada del star system.



« Especial »