Económico Valores


FMI reitera los riesgos por el uso inadecuado de los DEG

FMI reitera los riesgos por el uso inadecuado de los DEG


Publicación:23-08-2021
++--

De entrada, pone de manifiesto que se debe considerar hasta qué punto los bancos centrales están involucrados en su gestión.

CIUDAD DE MÉXICO.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) reiteró que los países miembros disfrutan de un gran grado de libertad para gestionar los Derechos Especiales de Giro (DEG) asignados.
Sin embargo, deben tomar en cuenta que, al mismo tiempo, conlleva riesgos que deben ser considerados y administrados, según la Guía sobre el tratamiento y uso de las asignaciones de DEG que dio a conocer hoy.
De entrada, pone de manifiesto que se debe considerar hasta qué punto los bancos centrales están involucrados en su gestión y si el presupuesto puede utilizarlo directamente para apoyo presupuestario.
Hay que ver los arreglos institucionales entre los miembros en términos de la tenencia de DEG, puntualizó.
Advirtió que los riesgos derivados de un uso inadecuado de los DEG podrían ser elevados en los países con una deuda insostenible o una gobernanza débil.
Esto aumentaría la necesidad de redoblar los esfuerzos para fortalecer la transparencia y la rendición de cuentas, señaló.
Los miembros no deben utilizar DEG para mantener políticas insostenibles, indicó.
Hacerlo puede generar costos, incluso al socavar la capacidad de los miembros para asegurar un acceso adecuado a la financiación futura, destacó.
En el documento se consigna que estos riesgos pueden mitigarse en parte mediante la asesoría sobre fondos, tanto en la vigilancia como en la participación del programa con los miembros, como se hizo en el contexto de la asignación de 2009.
Pone de relieve que no se espera que la asignación de DEG, por sí sola, debilite la sostenibilidad de la deuda de un miembro e incluso podría mejorarla.
La asignación de DEG proporciona activos líquidos al país, miembro sin obligaciones de reembolso en ausencia de cancelación o reconstitución de estos activos, explicó.
Así, por ejemplo, si los DEG se utilizan para financiar una aumento del déficit fiscal (mediante el intercambio de DEG por moneda de libre uso y el uso de esos ingresos para financiar el presupuesto), entonces este afectaría la sostenibilidad de la deuda a través de un interés neto más alto de obligación con el departamento de DEG.
Si, en cambio, el país utiliza DEG para cancelar la deuda, entonces el impacto de los pagos de intereses netos dependerá de la tasa de interés de la deuda retirada en comparación con la tasa del DEG.

"Cada país decidirá qué hacer con sus DEG"

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, dijo que será decisión de cada país cómo utilizar los Derechos Especiales de Giro (DEG), entre ellas reducir su dependencia de la deuda.
"Los DEG son un recurso muy valioso y son los países miembros los que tomarán la decisión sobre la mejor manera de utilizarlos", aseveró.
Al dar a conocer la entrada en vigor de la asignación de los 650 mil millones de dólares que se repartirán entre los países miembros del organismo, señaló que la utilización de los DEG será con el fin de que produzcan el máximo beneficio de cada uno, y la economía mundial.
Pero estableció que estas decisiones deben ser prudentes y bien informadas, pues el FMI le dará seguimiento sobre su uso para que los países actúen con transparencia y rendición de cuentas.
"La asignación de DEG proporcionará liquidez adicional al sistema económico mundial ya que complementará las reservas en moneda extranjera de los países y reducirá su dependencia de la deuda interna o externa más onerosa.
Añadió que: "Los países pueden utilizar el margen de maniobra que proporciona la asignación de DEG para respaldar sus economías e intensificar la lucha contra la crisis".
Informó que el Fondo se mantendrá atento a la información que proporcionarán los países beneficiados con esta nueva asignación que representa la más importante de la historia del órgano multilateral.
"Para respaldar a los países y garantizar la transparencia y rendición de cuentas, el FMI proporcionará un marco para evaluar las implicaciones macroeconómicas de la nueva asignación, su tratamiento estadístico y gobernanza, y cómo podría afectar a la sostenibilidad de la deuda".
Anunció que: "el FMI también presentará evaluaciones periódicas sobre las tenencias, transacciones y negociación de DEG, incluido un informe de seguimiento sobre el uso de los DEG dentro de dos años".
De nueva cuenta, recordó el compromiso de donación de DEG contraído por algunos países con mejor posición en sus reservas internacionales.
"En los últimos 16 meses, algunos países ya se han comprometido a prestar 24 mil millones, incluidos 15 mil millones de sus actuales DEG, al Fondo Fiduciario para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza (FFCLP), a través del cual se otorgan préstamos en condiciones concesionarias a países de bajo ingreso. Esto es solo el comienzo, y el FMI seguirá trabajando con los países miembros para redoblar estos esfuerzos", refirió.
De ahí que Georgieva exhortó a los países con sólidas posiciones externas a canalizar parte de los DEG en forma voluntaria hacia los países más necesitados, para amplificar los beneficios de esta asignación.
También dijo que al mismo tiempo el FMI está estudiando con los países miembros la posibilidad de crear un nuevo servicio financiero —el Fondo Fiduciario para la Resiliencia y la Sostenibilidad— que podría canalizar DEG para ayudar a los países más vulnerables en su transformación estructural y a afrontar, entre otros aspectos, los desafíos relacionados con el cambio climático. Otra posibilidad sería canalizar DEG para respaldar el financiamiento otorgado por los bancos multilaterales de desarrollo.



« El Universal »