Económico Valores


En pandemia, Buen Fin de contrastes

En pandemia, Buen Fin de contrastes


Publicación:15-11-2020
++--

Las historias son distintas por tipo de negocio.

CIUDAD DE MÉXICO.- En medio de la pandemia del Covid-19, El Buen Fin arroja un balance de claroscuros en centros comerciales, sobre todo en aquellos en donde la pandemia provocó el cierre de negocios, sucursales bancarias o tiendas que atraían a los consumidores. Este sábado, en el sexto día de la campaña, EL UNIVERSAL realizó recorridos en complejos comerciales y en algunos se percibió que la afluencia no ha variado durante toda la semana.
Las historias son distintas por tipo de negocio. En Multiplaza Arboledas, mientras en una tienda de botanas y golosinas dicen que el sábado aumentó la afluencia de compradores, la cajera de una tienda de electrónicos asegura que las ventas están bajas.
"Pensamos que por ser fin de semana y por El Buen Fin mejorarían las ventas, pero no. Entra poca gente a comprar", explica. Desde que inició la pandemia cerraron restaurantes, tiendas de artículos deportivos y bancos. Aunque quedó una tienda de autoservicio, que era la que tenía la mayor cantidad de visitantes, en su mayoría la gente sólo compra sus víveres y se va.
Las plazas lograron atraer a más consumidores, pero también con un contraste entre las grandes tiendas departamentales y de autoservicio respecto a boutiques de menor tamaño. En Plaza Satélite había filas para entrar al estacionamiento, pero la mayor parte de los compradores estaba en grandes almacenes como Liverpool, Palacio de Hierro y Sears, donde ofrecen meses sin intereses o descuentos de hasta 50%.
Una vendedora de una cadena departamental menciona que hay menos gente que en otras ediciones de El Buen Fin: "Parece que vendrán poco a poco, a lo largo de los 12 días, en lugar de venir solamente un fin de semana".
En esas grandes tiendas todos portan cubrebocas, pero la sana distancia no existe, sobre todo en departamentos de electrónica, línea blanca, ropa y zapatos. El gel antibacterial está presente desde la entrada a las plazas y en cada una de las tiendas, que siguen limitando a 30% la afluencia de clientes.

Predomina la cautela


Meses sin intereses y productos que se quedaron en inventario durante el confinamiento reinan en los anaqueles de las tiendas. La sana distancia provoca algunas filas, pero no es el movimiento de años anteriores, pues los consumidores son más cautelosos por el golpe económico del Covid-19.
En Plaza Toreo, Mundo E y Galerías Atizapán, las personas buscan alguna oferta atractiva; sin embargo, lo que prevalece son las pantallas, electrodomésticos y teléfonos inteligentes de gama media con buenos descuentos. Los productos de línea y las novedades no presentan mayores variaciones en sus precios, pero la gente aprovecha los seis, 12 o 24 meses sin intereses.
"Hay pocas ofertas. Lo único que he visto son productos descontinuados de principios de año que tienen descuentos. Los tenis de modelos recientes tienen su mismo precio y son muy pocas tiendas las que tienen ofertas que valgan la pena", dijo Julio Gutiérrez, quien fue a Plaza Toreo.
Las computadoras, tablets y otros artículos para el trabajo o clases a distancia tienen demanda, pero sólo los productos que tienen más de un año ofrecen alguna oferta atractiva.



« El Universal »