Económico Valores


CRE da prórroga a Pemex para vender diesel sucio

CRE da prórroga a Pemex para vender diesel sucio


Publicación:12-09-2020
++--

Aseguró que incluso después de que se resuelva la crisis, tardaría seis meses para suministrar este tipo de combustible con los parámetros de calidad exigidos.

CIUDAD DE MÉXICO.- Petróleos Mexicanos (Pemex) reconoció que está "imposibilitada" para suministrar diesel limpio (de ultrabajo contenido de azufre) a los transportistas que circulan por cinco corredores viales del país.
La petrolera argumentó a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) que, a consecuencia de la crisis sanitaria y ante la caída de la demanda, "no puede asegurar la demanda de diesel DUBA con un contenido de 15 miligramos por kilogramo" en las carreteras Ciudad de México-Tampico, CDMX-Mérida, Minatitlán-Oaxaca, CDMX-Acapulco, así como CDMX-Matamoros.
Aseguró que incluso después de que se resuelva la crisis, tardaría seis meses para suministrar este tipo de combustible con los parámetros de calidad exigidos. En estas zonas, consideradas DUBA porque demandan diesel limpio, se comercializa un volumen de 18 mil barriles diarios de ese combustible, equivalente a 9% de la demanda nacional.
Pemex pidió una segunda prórroga para poder vender diesel que ya no se emplea en ningún lugar del mundo a partir del pasado 1 de septiembre y para los cinco corredores mencionados.
El problema se generó porque, luego de la decisión de enviar más petróleo crudo a refinerías como la Francisco I. Madero, ubicada en Tamaulipas, se produce diesel sucio que es necesario desalojar (ponerlo a la venta).
"En caso de no poder desalojarlo, se corre el riesgo de suspender la operación de esta refinería y, por tanto, el rechazo de aproximadamente 110 mil barriles diarios de petróleo crudo que le entrega Pemex Exploración y Producción (PEP) a partir de septiembre", detalló la petrolera.
De acuerdo con la CRE, Pemex Transformación Industrial (TRI) estima que tendría pérdidas importantes "al dejar de operar la Refinería Francisco I. Madero, sin considerar las penalizaciones por el rechazo de crudo a Pemex Exploración y Producción, y el costo que implica el cierre de pozos".
Otro efecto colateral sería dejar de enviar gasóleo de la Refinería Francisco I. Madero para la planta catalítica de la refinería de Cadereyta, en Nuevo León. Señala que, a causa del menor consumo de turbosina por la baja de actividades en aeropuertos, se elevaron los inventarios en las refinerías, por lo que Pemex TRI se vio obligada a reducir la producción de ese combustible, "lo cual generó un incremento en la producción nacional de diesel de 500 partes por millón".
Fuentes del sector comentaron que esta situación pone en desventaja a importadores de combustibles automotores, quienes tienen la obligación de traer al país diesel DUBA; Pemex lo importa de China, EU y Japón.


« El Universal »