Deportes Tigres


Tranquilo Herrera con funcionamiento del plantel

Tranquilo Herrera con funcionamiento del plantel


Publicación:14-07-2021
++--

El entrenador de Tigres fue otro de los que habló en la llegada del equipo a Monterrey

Los Tigres solo ganaron un partido de los tres de pretemporada que tuvieron en Estados Unidos, pero el funcionamiento es el correcto, dijo Miguel Herrera.

El entrenador de Tigres fue otro de los que habló en la llegada del equipo a Monterrey y destacó el funcionamiento del equipo, todo esto aunado a que los canteranos que vieron actividad lo hicieron bien y que la llegada de Vigón ayudará a la competencia interna.

"Ahí vamos, no es fácil, de repente hay que tener un poquito de paciencia, tenemos que entender que tienen muchos años jugando de la misma forma, pero al final es futbol, no se les pide otra cosa, es un poquito más de verticalidad, llegar sin tantos toques a la portería rival pero me deja tranquilo el funcionamiento de todo el plantel.

"Todo (le gustó), la disposición de los muchachos, hay buen ambiente, buen grupo, agarramos buen grupo, lo dije desde que llegué", mencionó.

Por otro lado, Guido Pizarro, capitán de Tigres, mencionó que se hicieron bien las cosas en la pretemporada y que su salida temprana en el primer tiempo ante el Austin fue más que nada para prevenir una lesión, situación parecida a la que ocurrió con Rafa Carioca, quien al igual que Pizarro restó relevancia a sus problemas musculares.

"Creo que se hicieron las cosas muy bien entre todos, todos tuvieron participación que es lo importante y prepararnos para el inicio de la Liga y todo está muy bien, se ha visto de menos a más en los partidos, mucha intensidad y lo que quiere Miguel, seguiremos creciendo, en búsqueda de mejorar cada día y salí por precaución, pero nada de que preocuparse", declaró, mientras que Rafa Carioca dijo lo siguiente tras salir con algunas molestias musculares del partido:

"Sentí un poco pesado, unas molestias, pero creo que no es nada importante", mencionó el brasileño.


« El Porvenir/ Alberto Cantú »