Cultural Literatura


"Vivimos una normalización de la violencia"

Vivimos una normalización de la violencia


Publicación:03-05-2022
++--

"Los intereses de mi generación, de mi grupo de amigos y tal vez de la generación siguiente, eran otros a los que tenía yo en mis libros anteriores"

Ciudad de México.-En Partes de guerra, la novela más reciente de Jorge Volpi, se reflexiona sobre el mal desde diversos ángulos. Lo político y lo sociológico se cruzan con la condición humana, en la voz de Lucía Spinosi, el personaje principal, una neurocientífica enfrentada a la interrogante del feminicidio que cometen un par de niños y el origen del mal en el contexto mexicano, en la frontera sur del país.

 Una trama donde la coyuntura actual es ineludible y se hacen presentes la migración, la guerra contra el narco y la violencia de género e intrafamiliar.

Partes de guerra se emparenta, en palabras de Volpi, con novelas como Temporada de huracanes, de Fernanda Melchor; Ceniza en la boca, de Brenda Navarro, y Tejer la oscuridad, de Emiliano Monge, y forma, en su propia trayectoria, una especie de tríptico. La acompañan Las elegidas y Una novela criminal.

"Los intereses de mi generación, de mi grupo de amigos y tal vez de la generación siguiente, eran otros a los que tenía yo en mis libros anteriores. Yo volví a México a principios de 2007, justo ahora me acabo de ir de nuevo (estoy viviendo en Madrid), pero esos nueve años coincidieron con la escalada brutal de violencia que se vincula con el crimen organizado y la acción del Estado. Es algo que no habíamos visto antes. Había muchas otras violencias soterradas en México, pero no esta explosión brutal y terrible. Lo que terminó por pasarle a mi generación fue que la violencia nos llegó encima como a toda la sociedad y un tema que quizá no era esencialmente el que podría haberme interesado, de pronto se volvió inevitable. Las cifras de violencia son las de una guerra civil no declarada", cuenta el autor de En busca de Klingsor.

"No los pensé deliberadamente como una trilogía, son libros muy distintos: los temas son el tráfico de mujeres en Tlaxcala y el caso de Florence Cassez; ahora está Partes de guerra y la constante es la violencia en México. Hay una normalización de la violencia, si recordamos esos primeros años de la guerra contra el narcotráfico por parte del gobierno de Calderón, sí fue una especie de sorpresa y un shock traumático. Era la época cuando todos los días teníamos el recuento de muertos. Eso se prolonga un poco durante el sexenio de Peña Nieto, aunque el discurso va cambiando, pero no la realidad".



« El Universal »