Cultural Más Cultural


"Un país con estos niveles de violencia no democrático"

Un país con estos niveles de violencia no democrático


Publicación:27-08-2021
++--

En el ciclo de "Diálogos Ciencia y Cultura" participan científicos, escritores, artistas e investigadores

CIUDAD DE MÉXICO.- "En México el crimen organizado funciona casi como una parte dictatorial de un Estado que ya no tiene poder. Nos castiga, nos persigue, nos humilla, nos puede desaparecer, nos puede destazar, y el Estado no hace absolutamente nada para detener esta violencia". Así inició la conferencia del poeta y activista Javier Sicilia, quien este jueves participó en los "Diálogos Ciencia y Cultura".
El escritor añadió que en el Estado, al menos en esta administración, no vemos un acto de justicia punitiva sólido; citó la cifra de que el crimen organizado tiene copado 35% del territorio nacional o, lo que es más grave aún, está metido en los intersticios del Estado mismo.
"Por eso hemos estado pidiendo, y tiene años de estar batallando con eso, que se articule un procedimiento de justicia transicional con mecanismos extraordinarios, y con apoyo internacional, para la verdad, porque sin verdad nunca va a haber justicia, para transitar de un Estado capturado a un Estado de derecho, si es que es posible todavía transitar a un Estado de derecho".
El poeta, quien encabeza el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) añadió que en el país tenemos más de 98% de impunidad de los delitos y que la cárcel termina por ser un aparato más degradante que no sirve para lo que debería ser, un sentido de la punitividad.
"El crimen organizado está convirtiendo a México en un Estado totalitario –sentenció el activista--. Un país con estos niveles de violencia, de horror, de impunidad no es un país democrático, que pueda discutir democráticamente. La violencia brutal que se está ejerciendo abajo, la física, está escalando a espacios que deben ser intocados, como el espacio político. Lo que vemos cada mañana en la mañanera, y la respuesta que vemos en los tuits y redes sociales, de una y otra parte, del gobierno y de la oposición, es del mismo nivel --nada más que hasta ahorita ha sido verbal--, del mismo nivel de la violencia que el crimen organizado está ejerciendo sobre nuestra vida social y política".
En el ciclo de "Diálogos Ciencia y Cultura", donde participan científicos, escritores, artistas e investigadores, hubo intervenciones del poeta David Huerta, el etnólogo Sergio Raúl Arroyo, la historiadora del arte Graciela de la Torre, el poeta Jorge González de León, y el antropólogo e investigador Bolfy Cottom, quien es el promotor de estos diálogos.
Sicilia retomó y argumentó su llamado a una justicia transicional, porque, aseguró, lo que necesita este país es que esta realidad se trate como un fenómeno: "Estamos en un país con una violencia excesiva y grados de impunidad casi absolutos. Esto implica poner por delante a las víctimas, su derecho a la justicia, a una reparación si es posible y, finalmente, el derecho a que no se repitan los hechos".
Bolfy Cottom señaló el vacío y la desesperanza que hay en el país, ante lo cual el poeta respondió: "No puedo dejar de analizar esto desde mi estructura de fe, desde el cristianismo, desde ese libro poético que es el Nuevo Testamento, y creo que la poesía es una forma de conocimiento muy sutil. Pero estamos en una era apocalíptica".
Sicilia narró la historia de un desaparecido --una historia que acaba por ser la suya (su hijo Juan Francisco fue asesinado con otros jóvenes en Morelos, en 2011), o acaba por ser la historia de las madres que buscan a sus hijos por todo el país--. Contó el caso, en 2013, en Cuautla, de un joven de 30 años desaparecido, al que encontraron dos días después, que luego su cuerpo fue llevado al Semefo y que cuando la familia lo trató de recuperar había desaparecido; entonces –relató Sicilia—la familia comenzó a buscarlo y descubrió que el gobierno había comprado "un pedazo de tierra en un panteón irregular", donde habían tirado 164 cuerpos, amontonados, y que ahí estaba el cuerpo del joven; lo sacaron, pero los demás cuerpos los volvieron a echar, amontonados, en bolsas de basura. Entonces, la madre del joven pidió que todos los cuerpos se sacaran, con la idea de que todos los otros 163 cuerpos debían tener una madre, un padre, un hermano...
Sicilia, que en aquel momento era secretario de Extensión Universitaria en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, y el Movimiento (MPJD), acompañaron a la madre en una larga lucha por enterrar con dignidad aquellos cuerpos. "Logramos sacar más de esos 164 cuerpos, muchos maniatados, torturados, con tiro de gracia. 'Ustedes --le dije al Estado-- los desaparecieron con negligencia criminal'".
El poeta recalcó que gran cantidad de los 90 mil desaparecidos que se buscan hoy en México seguramente no están en fosas del crimen organizado sino en fosas de las fiscalías, porque no tienen ningún procedimiento forense decente. "Nada más hay que voltear a ver La Bartolina en Tamaulipas".
David Huerta lamentó que a los gobiernos "no les interesa la vida de la gente, el dolor, las heridas, la muerte, las fosas comunes, La Bartolina, el Semefo, las barbaridades del crimen organizado". Entonces enfatizó en la importancia de abrir espacios críticos, leer la poesía, leer el Nuevo Testamento, estudiar lo que significa la justifica transicional.
"Cuando Javier Sicilia se lanzó a la calle, en 2011, y tantos lo seguimos, representaba -y sigue representando, a pesar de los insultos y descalificaciones, fruto de la ignorancia y de la estupidez, descalificaciones inconcebibles en un gobierno que se llama de izquierda— Javier Sicilia, representa, y el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, con los LeBaron, todas las víctimas, las mujeres de Veracruz, los deudos de San Fernando y de La Bartolina, etc., la más profunda y perdurable reserva moral de este país. Todo lo que viene del gobierno es inmoralidad químicamente pura, corrupción espiritual y salvajismo político".
En esto coincidió el poeta Jorge González de León: "Estoy asqueado de política, de las elites; la sociedad entera ha dejado sola a las víctimas. Las elites no tienen vergüenza, los medios no informan". A pesar de todo esto, dijo el poeta González de León, "es una obligación ser optimista: tenía una abuela muy simpática que decía que creía en Dios por si acaso, yo creo que hay que creer que las cosas se pueden arreglar por si acaso".
La siguiente mesa de "Diálogos Ciencia y Cultura" será el 9 de septiembre y en ella estará el escritor Guillermo Sheridan.
El dialogo con Javier Sicilia se puede consultar, como las sesiones anteriores, en el canal de YouTube de "Diálogos Ciencia y Cultura".


« El Universal »