Cultural Más Cultural


Reseña era una fiesta para los artistas: Lupina Flores

Reseña era una fiesta para los artistas: Lupina Flores
La muestra reunió el trabajo de 33 artistas y tres colectivos que han participado y sido acreedores a premios en el certamen de la Reseña a lo largo de los años.

Publicación:23-06-2021
++--

Recuerdan a la legendaria Reseña que por más de cuatro décadas fue la más trascendente muestra de artes plásticas en NL

Monterrey, NL.-Para la artista Lupina Flores, la reseña es una fiesta para los artistas y los amantes del arte. Dicho posicionamiento fue compartido durante su participación en el Conversatorio 25 años de CONARTE a través de la Reseña, realizado en la Casa de la Cultura de Nuevo León.

"La Reseña fue muy importante para todos nosotros, era un evento muy cariñoso, muy cálido y esperado para vernos todos", expresó.

En este conversatorio, moderado por Paola Livas, jefa de Exposiciones de CONARTE participaron también los artistas Yolanda Leal y Ernesto Walker.

Dicho conversatorio se realizó para despedir la exposición 25 años de CONARTE a través de la Reseña, que se exhibió en las galerías de la Casa de la Cultura de Nuevo León para celebrar los 25 años de vida de CONARTE.

La muestra reunió el trabajo de 33 artistas y tres colectivos que han participado y sido acreedores a premios en el certamen de la Reseña a lo largo de los años. 

La bienvenida a esta actividad estuvo a cargo de Eva Trujillo, Directora de la Casa de la Cultura de Nuevo León, quien dijo que la Reseña, originalmente llamada Resumen de la Plástica Nuevoleonesa fue una de las grandes actividades del estado de Nuevo León en las artes plásticas, que se originó en año de 1976.

"El objetivo de esta exposición era seleccionar lo más valioso, vanguardista y propositivo de la creación artística anualmente", indicó.

La fiesta de las artes plásticas

"Participábamos todos los artistas en la Reseña con el fin de quedar primeramente seleccionados y luego con la expectativa de ganar el premio; era un encuentro muy lindo, todo el año lo esperábamos para vernos, porque algunos vivían muy lejos. Era una fiesta. Yo tuve la suerte de quedar seleccionada todas las veces que participé", manifestó Lupina Flores.

"El jurado estaba conformado por un crítico de Monterrey y dos de otros estados, se seleccionaba y se premiaba; el premio era de adquisición para enriquecer el acervo del estado.

"Recuerdo que en una ocasión no estuvimos de acuerdo en cómo se organizó la Reseña y un grupo grande de artistas protestamos y participamos con obra negra y respetaron nuestra decisión" señaló. 

Un encuentro para dialogar

"Era importante estar en la inauguración de la Reseña con la comunidad y en un diálogo y una reflexión con otros artistas, porque había un interés de ver lo que estaba produciendo cada quien y después seguir el festejo y conviviendo en el Barrio Antiguo", mencionó Flores.

"Además, esta exposición te permitía convivir con artistas de diversas generaciones, podías platicar con artistas jóvenes y con gente ya consolidada en el arte". 

La evolución de un artista

"La primera vez que participé traje unas cosas a la Reseña, ahora, a la distancia, digo ¿qué estaba pensando?, pues por supuesto que no iban a seleccionarlas", manifestó Ernesto Walker.

"Luego en el 2004, presenté una pieza que me gustaba mucho, que eran unos dibujos a lápiz, que luego borré todos y presenté toda la basura del borrador como pensando que el dibujo se quedaba embarrado allí y luego hubo otra que era un dibujo muy largo que estaba en la tercera sala. De pronto, sin darme cuenta, empecé a participar y a quedar mis piezas en la Reseña", expresó.

La legendaria Reseña, que por más de cuatro décadas fue la más trascendente muestra de artes plásticas realizada en el Estado, cerró su ciclo para abrirlo al Premio Estatal Arte Nuevo León.



« El Porvenir »