Cultural Más Cultural


Reabren la zona arqueológica de Teotihuacan

Reabren la zona arqueológica de Teotihuacan


Publicación:25-02-2021
TEMA: #INAH  
version androidversion iphone
++--

La reapertura no es asunto menor, pues durante los últimos 11 meses, los comerciantes de esa zona sólo han podido trabajar cuatro de esos meses

San Juan Teotihuacán, Estado de México.- "Buscaba qué comer?", "¿quiere un recuerdito?" y "¡le damos una visita guiada!", fueron frases que con enjundia y por momentos con desesperación, se escuchaban al llegar a la Zona Arqueológica de Teotihuacan, ubicada en el Estado de México, que este miércoles reabrió por segunda vez en lo que va de la pandemia, para recibir a 852 visitantes.
La reapertura no es asunto menor, pues durante los últimos 11 meses, los comerciantes de esa zona sólo han podido trabajar cuatro de esos meses, los otros siete los han tenido que sortear de diferentes formas.
Este miércoles, por segunda ocasión, Teotihuacan reabrió luego de haber cerrado el 19 de diciembre. Ese momento fue visto por los comerciantes como un acto de esperanza, pues se abre la posibilidad de volver a recibir turistas y lograr alguna venta.
Sin embargo, no sólo los comerciantes vieron con buenos ojos la reapertura del sitio prehispánico, pues Rogelio Rivera Chong, director de la Zona Arqueológica de Teotihuacan, reconoció que el pago del boleto para el acceso contribuye a los autogenerados que son utilizados entre otras cosas, para el pago de trabajos de conservación e investigación.
"Los autogenerados son muy importantes, desafortunadamente ya todo el año tuvimos un gran periodo en el casi no recibimos ningún ingreso, eso va a impactar en el dinero que nos puedan dar como recurso para diferentes trabajos. Todo lo que recauda el INAH como autogenerados se va a Hacienda y esa secretaría lo regresa. En nuestro caso, nos regresan aproximadamente 15%", explicó Rivera Chong.
En términos monetarios, detalló el arqueólogo, ese 15% es diferente cada año, porque tienen que destinarse a varios gastos y algunos son fijos, como por ejemplo lo que se destina a la empresa encargada de los trabajos de limpieza o a la vigilancia, que ya están contemplados dentro de todo un presupuesto.
"En los gastos que no están contemplados como fijos tuvimos alrededor de 4 millones, más los gastos fijos, el presupuesto de Teotihuacan solamente de operación –algo que es independiente a lo destinado a sueldos y prestaciones–, en 2019, antes de la epidemia, tuvimos alrededor de 13 millones de presupuesto", afirmó el director.
El 27 de febrero de 2020 se identificó el primer caso de Covid-19 en México y un mes después se emprendió la campaña del gobierno federal de Quédate en casa, lo que implico el cierre de espacios, como museos y zonas arqueológicas.
Fue el 10 de septiembre que Teotihuacan pudo reabrir y ese día se contabilizaron 600 visitantes, pero debido al constante aumento de casos0 de Covid-19, tuvo que volver a cerrar el 19 de diciembre: "En esos meses recibimos alrededor de 140 mil visitantes. De lunes a viernes tuvimos una media de entre 600 y 700 personas, los sábados llegábamos a las 2 mil personas, pero los domingos vino mucha gente porque es el día que no se paga. Nuestro límite de aforo es de 3 mil personas, cifra a la que llegábamos a la hora de abrir", dijo Rivera Chong.
Este miércoles, poco más de dos meses después, Teotihuacan volvió a estar en funcionamiento. En total se contabilizaron 852 visitantes (506 nacionales y 346 extranjeros). Aunque esa cifra fue mayor a la reportada durante la primera reapertura queda muy lejos de los números previas a la pandemia, pues de acuerdo con cifras oficiales, en todo febrero del año pasado hubo un total de 239 mil 465 visitantes.
Pese a la diferencia abismal del número visitantes en el sitio prehispánico antes de la pandemia en comparación con los de ahora, comerciantes, autoridades y turistas festejaron que se pudiera accederse al espacio.
Disputa por cierres parciales
La apertura de Teotihuacan no será continua, pues Rogelio Rivera Chong, director de la zona arqueológica, dijo en entrevista que el sitio permanecerá cerrada durante el solsticio de primavera (20, 21 y 22 de marzo) y los Días Santos (1, 2, 3 y 4 de abril). En ambas fechas era común ver a Teotihuacan completamente lleno, lo que implicaba una derrama económica considerable.
Sin embargo, los comerciantes de la zona consideraron que no es correcto cerrar Teotihuacan esos días, pues esperaban recuperar un poco de lo que han perdido durante los meses de confinamiento.
"El cierre durante el solsticio y los Días Santos fue una indicación que nos dio el director, que porque habrá un tumulto de gente, pero aquí se sigue un protocolo que estipula un aforo de máximo 3 mil personas, entonces pudieran manejar la situación sin cerrar la zona arqueológica. Hay lugares que son cerrados y tienen mucha más afluencia", declaró Jorge Díaz, vendedor ubicado frente a la Pirámide de la Luna.
Díaz enfatizó que año con año esperan el 21 de marzo y semana santa, para poder tener un poco más de ventas: "No sólo somos nosotros, detrás hay varios artesanos que no cuentan con un gafete que los autorice. Nosotros compramos mercancía a algunos artesanos para que haya una derrama económica. Esto se le ha dicho al director, pero para él no hay otra cosa más que su palabra, lo que dice es ley, no le importa perjudicar a los cerca de mil vendedores tanto ambulantes como locatarios, ni a las cinco comunidades que están alrededor de Teotihuacan".
Por su parte, Rogelio Rivera Chong argumentó que hay un protocolo de salud y seguridad que se debe seguir para salvaguardar la integridad de todos, tanto visitantes como vendedores: "¿Por qué cerrar la zona si es un espacio abierto y ventilado? En efecto, así es, pero el comportamiento social no es ventilado. Por ejemplo, ahorita vienen grupos de cuatro o seis personas y todas como muéganos. Apelamos a que se respeten las medidas de sana distancia".
Un lugar sin igual
El choque de ideas entre comerciantes y autoridades de Teotihuacan pasó inadvertido para los 852 visitantes, entre familias, grupos de amigos y parejas.
Debido a la emergencia sanitaria, el sitio prehispánico opera de 9 a 15 horas. Poco antes de su apertura, en la puerta 2 ya había una fila de alrededor de cinco vehículos y otra fila de alrededor de 10 personas que llegaron a pie.
Ambas filas tuvieron que atravesar por los filtros de toma de temperatura y aplicación de alcohol en gel, para después pasar a la taquilla y pagar los 80 pesos del boleto de acceso.
Iván y Kelly, pareja originaria de Colombia que está de vacaciones en México, relataron que llegaron al país el domingo, se enteraron de la reapertura de Teotihuacan e inmediatamente planearon su visita.
Abordaron un autobús que salió de la Central de Autobuses del Norte a las 8 horas y llegaron al sitio: "Es nuestra primera vez en Teotihuacan. Nos ha parecido increíble. El tamaño de las construcciones es impactante, una cosa ver esto en imágenes y otra en vivo. Nos sentimos muy afortunados, porque a pesar de este periodo de pandemia, coincidimos con la reapertura", dijo Iván.
Por el momento, los museos y pirámides de la zona arqueológica permanecerán cerrados y sólo se podrán visitar las áreas abiertas, que son la Calzada de los Muertos, las plazas y las explanadas. Esa medida fue lamentada por Kelly: "Es una lástima que no podamos subir, pero ni modo".
Así como Iván y Kelly, a Teotihuacan llegaron personas de diferentes estados y países como Brasil, Estados Unidos, Alemania e Inglaterra.


« El Porvenir »