Cultural Más Cultural


Premian cartel sobre corrupción

Premian cartel sobre corrupción
Con su diseño La mordida, Ana María Carzo Gómez, ganó el primer lugar en la categoría "E" Por un México sin Corrupción.

Publicación:16-10-2021
TEMA: #UDEM  
version androidversion iphone
++--

Al explorar e investigar sobre la corrupción y los alcances del proyecto, a Ana María le pareció importante dirigir el mensaje a las y los mexicanos

Una mordida es meramente símbolo de corrupción, pero la mordida que plasmó Ana María Carzo Gómez en su diseño es más que la de un perro alcanzando su propia cola con el hocico: es también símbolo de masas, la "raza". 

Adicionalmente, la graduada en Licenciatura en Diseño Gráfico de la Universidad de Monterrey, en el semestre de Primavera 2021, enmarcó este símbolo en un elemento del folklore mexicano: una baraja de lotería. 

Es con este diseño que obtuvo el primer lugar en la categoría "E" Por un México sin Corrupción, en la 16.a edición de la Bienal Internacional del Cartel en México A. C., cuyos ganadores fueron exhibidos en exposición colectiva en el Museo Arocena en Torreón, en Coahuila, en julio pasado, y ahora se encuentra en el Museo Franz Mayer de la Ciudad de México, donde se abrirá al público el 18 de noviembre. 

Para Ana María, los carteles son piezas de comunicación, en los que lo más importante es que el mensaje sea claro; por eso, su diseño de baraja de lotería enfatiza la sentencia escrita al margen de la carta: "la corrupción es autodestrucción". 

"Los elementos de una carta de lotería que se canta La Mordida, con una figura de un perro mordiéndose la cola, haciéndose daño a sí mismo, fueron un apoyo para cumplir este objetivo de comunicación; la frase es un elemento que amarra todo el mensaje que expresa el cartel: afirma el objetivo, evita malentendidos y genera claridad", explicó. 

En opinión de la ahora ExaUDEM, la mayoría de los problemas que afronta el país son complejos, "se alimentan de incontables factores y generan múltiples consecuencias", pero está convencida de que la corrupción genera otros problemas importantes de identidad cultural, de educación, economía y seguridad, entre otras cosas. 

Al explorar e investigar sobre la corrupción y los alcances del proyecto, a Ana María le pareció importante dirigir el mensaje específicamente a las y los mexicanos en general, a pesar de que este no era un requisito, pero tomó en cuenta que los carteles finalistas itinerarían por otras ciudades. 

"Decidí evitar hacer referencia a figuras de poder, ya que al investigar fue evidente para mí el hecho de que en México muy frecuentemente nos aislamos de esta problemática, nos sentimos ajenos a ella, quitándonos toda responsabilidad y limpiándonos las manos de un problema que nos pertenece a todos", estableció. 

Fue entonces que consideró la figura de un perro, no solo como referencia directa a la mordida o el "moche" (un acto de corrupción normalizado por las y los mexicanos), sino como símbolo de masas: "la raza". 

"Y la carta de lotería que enmarca toda la obra es otro símbolo que las mexicanas y los mexicanos reconocemos y con lo que nos identificamos de alguna manera", indicó. 

"El diseño gráfico es una herramienta potente de comunicación y, en casos como estos, ayuda a transmitir un mensaje importante de forma asertiva y directa", indicó. 



« Redacción »