Cultural Más Cultural


Para disfrutar el Evangelio de san Mateo

Para disfrutar el Evangelio de san Mateo


Publicación:27-11-2022
++--

Hay quienes equivocadamente creen que la Biblia es aburrida y arcaica, porque la empezaron a leer y no entendieron nada

Si emprendieras un viaje durante un año y todas las semanas te encontraras con un guía que te diera excelentes consejos para ayudarte a sacar el mayor provecho de tu viaje, saber qué lugares visitar y cuáles evadir, dónde está lo más bello, lo más interesante; qué actividades puedes realizar, qué debes llevar en la maleta y qué dejar en los distintos recorridos que emprendas, pero existiera el pequeño inconveniente de que dicho guía hablara en un idioma que tú no dominaras, necesitarías un intérprete para aprovechar y no malinterpretar sus indicaciones.

Pues bien, ahora que estamos iniciando un nuevo ciclo litúrgico en la Iglesia, un ‘viaje’ que durará un año, nos acompañará casi todos los domingos el Apóstol y Evangelista san Mateo, pues será suyo el Evangelio que se proclamará en la Misa dominical.

Para que puedas disfrutar más su guía tienes a tu disposición un ‘intérprete’ que te ayudará a comprender sus palabras. Si, por ejemplo, al escuchar lo que san Mateo narre en la Misa dominical quieres entender mejor algo que mencionó, puedes hacerle al ‘intérprete’ una rápida consulta sobre ese texto específico que se leyó en Misa.

La consulta es por internet (si no cuentas con él puedes acudir a cualquier local donde saquen fotocopias o a un cibercafé y pedir que te ayuden).

Hay que entrar a www.ediciones72.com  Dar clic en ‘cursos’. Eso abre el menú de todos los cursos bíblicos gratuitos que se ofrecen en esta página (de san Mateo y también de san Marcos, san Lucas, Hechos de los Apóstoles y uno sobre María y la Biblia). Dar clic en el de san Mateo. Se abrirá entonces la página introductoria. Hay que recorrer hacia abajo esa misma página hasta llegar a la lista de las clases del curso y buscar la que corresponde al capítulo y versículos que te interese consultar.

Cada clase está enlistada por tema y cita bíblica, y se puede descargar, sea para consultarla en pantalla, o para imprimirla y leerla con calma, poder subrayar lo que te llame la atención y hacer anotaciones.

También puedes disfrutarlo como curso completo, tomando cada clase a tu ritmo, tal vez una por semana. Y si das clases de Biblia o participas en un círculo bíblico que se reúne en casa, puedes imprimir copias para dar a cada asistente.

El curso está basado en bibliografía avalada por la Iglesia Católica. Contiene información sólida, escrita de manera sencilla. En cada clase se revisa un pasaje bíblico, frase por frase. Se ofrecen explicaciones para comprenderlo mejor, también comentarios de expertos bíblicos (por ej. de la Comisión Bíblica del Vaticano), comentarios tomados de la Biblia (Biblia de Jerusalén, de Navarra y de Straubinger), y comentarios de los Padres de la Iglesia, hombres sabios y santos de los primeros siglos del cristianismo (como san Agustín, san Cirilo de Alejandría, san Juan Cristóstomo, san Jerónimo).

En cada clase, a lo largo del texto se proponen pequeñas reflexiones para que los lectores aterricen lo leído y lo relacionen con su propia experiencia, y así la lectura no se quede a nivel informativo, sino que les ayude a crecer espiritualmente, y sobre todo a acercarse más a Jesús, para amarlo más y cumplir mejor Su voluntad.

En estos tiempos en que estamos inundados de noticias y mensajes que desinforman, desorientan, desaniman y atemorizan, es un oasis poder descansar el alma leyendo la Palabra de Dios.

Hay quienes equivocadamente creen que la Biblia es aburrida y arcaica, porque la empezaron a leer y no entendieron nada. Es que no está hecha para interpretación privada, se presta para muchas interpretaciones y nos podemos equivocar. Hay que leerla con ayuda de la Iglesia, a la que Jesús prometió y envió al Espíritu Santo para conducirla a la Verdad. Esa ayuda te la ofrece este curso, y sin que tengas que desembolsar ni un centavo.

Ojalá te animes a aprovecharlo, date la oportunidad, inténtalo al menos una vez en este año litúrgico que acabamos de empezar y en el que hay muchas cosas maravillosas sobre Jesús que san Mateo te quiere contar.



« Alejandra Sosa »