Cultural Literatura


No acudir a FIL conlleva un impacto pero es preferible

No acudir a FIL conlleva un impacto pero es preferible


Publicación:10-07-2020
++--

Penguin Random House decidió que este año no van a participar presencialmente en la FIL Guadalajara

CIUDAD DE MÉXICO.- "Las ferias son una fuente de ingreso bien importante --también son una fuente de gasto importante--, sí, tenemos ventas de libros muy importantes, sin embargo, en nuestra ponderación de todos los factores que a nivel global se pusieron sobre la mesa, la decisión es que este año dejaremos pasar esas ventas y por eso tomamos la decisión de no ir a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara ni a ninguna otra feria o evento masivo a nivel global", afirmó Roberto Banchik Rothschild, director general de Penguin Random House para México y Centroamérica.
En entrevista con EL UNIVERSAL, el economista con maestrías en Políticas Públicas y en Asuntos Internacionales, asegura que ante la incertidumbre que permanece por la pandemia del Covid-19, a nivel global, Penguin Random House decidió que este año no van a participar presencialmente en la FIL Guadalajara, ni en la Feria del Libro de Frankfurt, como no participaron presencialmente en otras ferias muy importantes como Bolonia, Londres, Bogotá y Buenos Aires, en 2020, pero sí lo harán de manera virtual.
"Preferimos jugarla de la manera más segura; claro que esta decisión conlleva a un impacto económico fuerte; en particular en México el impacto para la industria editorial ha sido fuertísimo como nunca en mi vida yo lo había visto, es gravísimo. Creemos que al final del año algo se recuperará, las ventas regresarán, las librerías abrirán, los lectores regresarán a comprar libros, el comercio electrónico llegó para quedarse y crecerá", afirma Banchick.
El pasado miércoles, el grupo editorial internacional hizo pública su decisión de no acudir a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara que está programada del 28 de noviembre al 6 de diciembre de 2020 para no poner en riesgo a ninguno de sus autores, colaboradores y empleados; esa decisión ya se la había comunicado hace dos semanas a la directora de la Feria, Marisol Schulz.
"No es una decisión sólo sobre la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, es una decisión a nivel del grupo Penguin Random House en todas sus filiales, en todos sus países; no es nueva, es decir, es nuevo que yo lo comunicara pero es una decisión que ya lleva un rato y que tiene que ver con no acudir a ninguna feria ni a ningún evento masivo en este 2020".
Roberto Banchick reitera que no van a participar de manera presencial, pero lo harán en la modalidad virtual, "lo que le comuniqué a las autoridades de la Feria es que vamos a trabajar de la mano con ellos en todo lo que podamos y ellos requieran para cubrir la parte cultural de la Feria"; y aunque no han aterrizado el programa cultural virtual; primero era comunicarle a la FIL que no participarán de manera presencial y ahora sigue organizarse para participar de manera virtual con un programa cultural.
"Este es un año muy complicado que recordaremos probablemente como el peor para la industria editorial, y para el país, pero saldremos. Eso es un poco lo que le comenté a la feria, nuestra decisión global de no asistir a eventos masivos de ferias este año no es permanente, simplemente es una decisión temporal, circunstancial, y después regresaremos a algo diferente pero mejor de lo que tenemos ahora", concluye Banchick.
Esa misma es la apreciación de Cal y Arena, otra editorial que ha decidido no acudir a la FIL Guadalajara. Rafael Pérez Gay, director de esta casa mexicana, asegura en entrevista que realizar la Feria del Libro de Guadalajara sería un error cultural.
"Realmente no tenemos en este momento que sacarle el buey de la barranca a un presidente, a un gobierno y a una Secretaría de Cultura que no ha hecho nada; lo que ha hecho Raúl Padilla es 10 veces más importante que cualquiera de las cosas que han hecho estos miembros del gabinete del presidente López Obrador", señala el también escritor.
Hace una semana, Pérez Gay publicó un artículo en que anunció que Cal y Arena no iría a Guadalajara, pero además donde puntualizaba que le parece necesario que el sector editorial debe ejercer una protesta enérgica porque ante esta pandemia no ha habido ningún apoyo gubernamental para la industria del libro en México.
"Es un error político porque creo que las editoriales deberían todas unirse y presentarle al Presidente de la República una protesta enérgica, porque no ha movido un dedo para que la industria editorial del libro en México no se muera, todo se lo puso al Fondo de Cultura Económica, a la Dirección General de Publicaciones", dice Pérez Gay.
Reconoce que la Feria ha dado un paso sensato al plantear que hay tres escenarios, incluido el que se podría posponer este año, "ojalá en cinco meses esto se compusiera, pero no se va a componer, los número no lo indican, la pandemia no ha llegado a su pico, será a mediados de agosto. Pienso que el más importante encuentro del libro debería suspenderse, debería unirse en un gran evento para el año que entra en recuerdo de este".
Rafael Pérez Gay dice que de mantenerse en la idea de hacer esta edición no será una fiesta pues cómo festejar cuando llevamos casi 33 mil muertos por Covid-19 y para noviembre hay estimaciones de que podrían ser 50 mil o 60 mil mexicanos muertos; "de hacerse, en lugar de una feria vamos a tener una feriecita que es lo que Raúl Padilla nunca se propuso, una feriecita, cuando la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, es la gran feria".
Los números lo confirman. La FIL Guadalajara es la gran feria del libro de habla hispana que tan sólo en su edición anterior tuvo más de 842 mil visitantes y fueron más de 2 mil 280 las editoriales que llegaron a exhibir y vender sus libros; un encuentro al que acuden escritores de cerca de 50 países y de 29 lenguas que participaron en presentaciones de libros, foros y encuentros académicos.


« El Universal »