Cultural Exposiciones


Museo Soumaya recibe a muy poca gente

Museo Soumaya recibe a muy poca gente
Museo Soumaya

Publicación:11-08-2020
++--

Pese a medidas de seguridad

CIUDAD DE MÉXICO.- Con poca afluencia y unas cuantas medidas para la seguridad de los visitantes y el personal, reinició actividades este lunes el Museo Soumaya, después de casi cinco meses cerrado por la pandemia de Covid-19.
El museo, ubicado en la alcaldía Miguel Hidalgo, cerró sus puertas al público desde el 17 de marzo, pero este lunes, a las 10:30 horas —su horario habitual de apertura— reanudó sus actividades; sin embargo, como dicta la nueva normalidad, todo visitante y personal debió atravesar por filtros de seguridad: un tapate desinfectante, la toma de temperatura, así como la colocación de alcohol en gel.
En un recorrido se pudo constatar que desde la entrada los policías, así como los vigilantes distribuidos a lo largo de los seis niveles, portaban guantes, cubrebocas y caretas.
A la entrada y como lo dicta el protocolo, el personal revisaba mochilas o bolsos grandes para evitar el ingreso de bebidas, alimentos o algún otro material que pudiera dañar las obras; quien contara con alguno de estos elementos era guiado hasta el servicio de paquetería.
Después de haber pasado por todos esos filtros, el recorrido se pudo iniciar. Cada visitante decidió transitar por alguna de las seis exposiciones que se presentan actualmente, como 20 siglos de arte en México y Siglo XIX. Artes decorativas, ambas temporales, o bien las permanentes como La era de Rodin y Del Romanticismo a las Vanguardias.
En el recorrido, además del arte plasmado en pinturas, esculturas y objetos, también se pudo apreciar señalética identificada con la leyenda "DistanciArte", que fue colocada a partir de calcomanías verdes en ciertos sitios.
Tanto en los elevadores como en las bancas se pusieron dos calcomanías, indicando así que solamente dos personas podrían utilizar al mismo tiempo esos servicios.
En el Soumaya algunas obras cuentan con tabletas para hacer más interactivo el recorrido; sin embargo, para evitar contactos, ese servicio fue suspendido. Tampoco se repartían volantes, es decir, el visitante únicamente podía apreciar la obra con su tarjeta informativa.
Los primeros en llegar al Soumaya fueron Rodrigo y Kimberly, una joven pareja que se enteró a través de redes sociales que desde ayer la sede del museo en Plaza Carso ya estaría abierta (Loreto también abrió).
"Somos asiduos a visitar museos. Después de un buen tiempo se reabren estos espacios y pensamos que eran una buena oportunidad. Para llegar desde nuestra casa en la Condesa y evitar cualquier tipo de contacto con el transporte público tomamos Uber, y al llegar y entrar al museo vimos que todo estuvo muy limpio", dijo Rodrigo.
Los jóvenes llegaron antes de las 11:00 de la mañana y realizaron un recorrido durante poco más de un hora; sin embargo, pensaban que se iban a encontrar con grandes filas y no fue así, hubo poca gente.
"Nos desconcertó que fuimos los únicos en las salas. De hecho pensamos que veníamos tarde y creíamos que iba a haber mucha gente formada. A estas alturas, hemos visto más gente en las calles. Aunque por otro lado, a la gente le gusta salir más a los centros comerciales que a los museos, es decir, quizá está relacionado con que la gente está preocupada por comprar o por salidas al cine que por ir a museos", planteó Kimberly.
Alrededor de las 14:00 horas, en su primer día, el Soumaya había sido visitado por menos de 10 personas. El área de prensa no reportó al final del día cuál fue el número visitantes en su primera jornada de reapertura.


« El Universal »