Banner de aplicaciones

Cultural Más Cultural


Kompadres Muertos, la ambición de cruzar fronteras

Kompadres Muertos, la ambición de cruzar fronteras
Kompadres Muertos

Publicación:19-04-2020
++--

Eduardo Urbina habla de los planes truncados de su próxima gira por Europa

México.— Eduardo Urbina es fundador de la banda Kompadres Muertos, que en la década de lps años 90 comenzó a dar sus primeros pasos por la escena capitalina mexicana; no obstante, su punto más alto lo ha conseguido en Europa, donde recién tuvieron que cancelar una gira.

      En entrevista, el músico recordó los últimos años del siglo pasado y refirió que “en el 92 no había celulares como los de ahora, ni redes sociales; el internet era muy limitado. Ha cambiado bastante la comunicación, ahora es instantánea”.

      Pero también señala una característica muy particular de la escena de aquel entonces y que permanece viva hoy en día: la presencia de caimanes, es decir, gente que se dedica a explotar a las bandas emergentes, “las ponían a vender boletos y si no pagaban les quitaban un amplificador”, por ejemplo.

      Urbina señaló que siempre ha habido personas así, “pero de eso ya estamos vacunados, por eso nos fuimos a Europa muchos años, la gente nos conoce por eso”. Su última incursión en el Viejo Continente ocurrió apenas en 2019, cuando presentaron su álbum Wakatxaka Years Vol. 2.

      Informó a Notimex que el disco es sobre todo una semblanza, “no es una simple remasterización de los temas; volvimos a grabarlos todos, con los nuevos elementos para hacerles algunos arreglos, queríamos demostrar cómo está sonando actualmente la banda con sus nuevos integrantes”.

      El también compositor explicó que anteriormente le había quedado “el gusanito” de darles un toque final a las canciones en función de los cambios que él mismo ha experimentado con el tiempo, “no soy el mismo de hace 27 años; vas aprendiendo de otros músicos y a través de esa retrospectiva fui seleccionando los temas”.

La necesidad de transmitir algo

En casi 30 años de carrera verdaderamente ininterrumpida, Urbina mencionó que la ambición de cruzar fronteras es lo que les ha permitido mantenerse activos, “nunca nos conformamos con ser una banda local; hay artistas de plástico que crean su música para vender, hay otros que creamos música porque tenemos la necesidad de transmitir algo”.

      La actual contingencia les truncó los planes de regresar a Europa. La banda había recibido la oportunidad de hacer una gira con 20 fechas en mayo. El viaje también serviría para grabar material nuevo, “teníamos pensado ir a Europa, nos pedían regresar a Francia y España, pero ya no se pudo”.

      La relación de Urbina con España es más que estrecha, específicamente con el País Vasco. En una gira realizada en 2001 la banda fue invitada a formar parte de la Asociación Artística Trazo, un grupo que reúne varias disciplinas, entre música, literatura, artes plásticas y escénicas.

      Desde entonces el vínculo continúa, “hemos hecho festivales con artistas de España y Francia a través de este intercambio cultural”, dijo al destacar que incluso la asociación les editó un disco en 2002 y les permitió realizar una gira de seis meses.

      Con la intención de traer el concepto a México, Urbina abrió el proyecto Doinu Art, con la que apoya a los artistas emergentes que hacen música y no tienen los recursos para grabar, “aquí les permito ensayar, cubren los gastos, los insumos y se les hace una maqueta o un disco”.

      La intención es “regresar un poco lo que hemos tenido, porque a nosotros en su momento también nos ayudaron”, indicó al referir cómo Edmundo Ortega, quien fuera bajista de La Castañeda y muriera en 2017, les produjo su primer disco, La muerte chiquita. También recordó que Alejandro “Gordolobo” Ruiz les editó el álbum, “mucha gente nos ha apoyado y tratamos de regresar la moneda”.



« Notimex »