Cultural Más Cultural


Juventino Rosas llegará al Cervantino

Juventino Rosas llegará al Cervantino


Publicación:16-08-2022
++--

El proyecto de reivindicar a Rosas, empezó en la pandemia

CIUDAD DE MÉXICO.- Dos de los compositores más relevantes del siglo XX (uno nacido en México; otro, en Francia) conforman el programa Piano francés: del Santa Cruz de Juventino Rosas a la París de Claude Debussy, que el pianista Luis Herman Miranda presentará el 25 de octubre, a las 17 horas, en la pinacoteca del Templo de la Compañía de Jesús Oratorio de San Felipe en Guanajuato, durante el 50 Festival Internacional Cervantino.
Para Miranda, ganador de la presea Artista Orgullo Festival Internacional Cervantino en 2015, el programa explora el encuentro entre dos mundos, Europa y América, en la nueva época, "llamada en Francia la Bella Época, a finales del siglo XIX y principios del XX, cuando Debussy escribió las obras que lo volvieron un gran exponente del impresionismo francés".
A la vez en México Rosas escribía sus obras, dice. "Era un joven indígena de un pueblo que hoy se llama, en su honor, Santa Cruz de Juventino Rosas. En esos años, los indígenas no tenían ni voz ni voto, por lo que la gente no quería atribuirle una obra tan importante como Sobre las olas y Carmen, o ciertas polkas, a un indígena otomí".
Pero Rosas, cuenta, tuvo "una gran puntada": dedicarle el vals Carmen a la esposa del presidente Porfirio Díaz: Carmen Romero. Por lo que el gobierno "lo trajo para arriba y para abajo en sus eventos. En esos mismos años, Rosas le vendió los derechos de sus obras a una editorial alemana. Y en Europa, entonces, le empezaron a atribuir sus valses al compositor austriaco Johann Strauss, también autor de valses, hasta que se aclaró que eran piezas compuestas por el maestro Juventino Rosas. Él fue más allá de Sobre las olas; yo lo he escuchado con la Orquesta Nacional de Polonia, realmente es conocida a nivel mundial".
Él fue, abunda Miranda, uno de los primeros exponentes en México que internacionalizó la música nacional. Sin embargo, "cuando Porfirio Díaz fue expulsado del país, todo lo que estuviera relacionado con su mandato, así se tratara de música o pintura, también dejó de ser querido. Por esta razón, Rosas salió exiliado a Cuba y su música fue tapada por un largo periodo de tiempo", señala el pianista irapuatense que ve en el 50 Festival Internacional Cervantino una oportunidad de exponer dicho legado junto a lo que se escribió durante la Bella Época. "Sé que los ojos del mundo van a estar sobre el festival".
Sobre Debussy, dice que "es uno de los iniciadores de la música contemporánea y hasta nuestros días tiene una gran influencia. Esta intención de juntar dos mundos es también la de profundizar en los dos estilos musicales que se mostraban en la época. Los valses, las polcas, los danzones, toda esa música tradicional mexicana, tuvo un gran arraigo en Rosas; al mismo tiempo, la obra de Debussy fue una fuente de inspiración para los artistas contemporáneos: el impresionismo, el expresionismo y las corrientes musicales que vienen hasta nuestra época. Son dos vertientes muy distintas; dos enfoques de la música popular y de la música contemporánea".
El proyecto de reivindicar a Rosas, empezó en la pandemia, cuando Miranda fue invitado por el ayuntamiento del municipio de Juventino Rosas, "cerca del corazón de Guanajuato", a dar un concierto que se transmitiría en vivo. "Me pidieron incluir una obra de Rosas. Elegí Sobre las olas, que todos conocen, y visité la biblioteca del Fórum Cultural Guanajuato donde encontré un libro con más de 40 piezas de Rosas", un acervo que merece más difusión.
"He venido haciendo diversas presentaciones de sus obras. Rosas escribió las versiones para piano, mientras que yo me di a la tarea de hacer arreglos para piano y orquesta", concluye.


« El Universal »