Cultural Más Cultural


Invita arzobispo a seguir ayudando al Seminario

Invita arzobispo a seguir ayudando al Seminario
Este mes inicia la colecta anual para apoyar al Seminario de Monterrey.

Publicación:01-02-2021
++--

Invitó al afecto, oración y ayuda económica por esta casa de formación sacerdotal

Monterrey, NL.-El arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, compartió la situación actual que vive el Seminario de Monterrey, el momento vocacional que se vive en la sociedad e invitó al afecto, oración y ayuda económica por esta casa de formación sacerdotal.

"Con motivo de la crisis de la pandemia, no obstante, las dificultades, el Seminario sigue adelante, los seminaristas están en nuestra institución cuidando todas las normas y protocolos para que no haya infecciones", mencionó Cabrera López.

"Estamos siendo supervisados por muy buenos médicos profesionales de Monterrey quienes llevan cada ocho días un cuidado y llevan un registro que como transcurre la salud de los seminaristas. Ellos están pues internados, por eso también recurrimos a ustedes para que sigan colaborando con nosotros sabiendo también que sus recursos son limitados a causa de esta crisis", puntualizó.

Asimismo, agradeció el apoyo que las ha brindado la comunidad regiomontana e invitó a seguir sumándose a la causa.

"Agradecemos lo que pueden hacer por nosotros, pero recuerden que les pedimos tres cosas: primero oración, es el principal regalo que pueden dar a nuestra Arquidiócesis, Cristo la mies es mucha y los trabajadores pocos, rueguen al dueño de la Mies para que envíe más trabajadores a sus campos. La oración vocacional es muy importante para en este momento", comentó Cabrera López.

"Pero también, necesitamos de su afecto, de su simpatía, cuando hay simpatía, cuando hay afecto también crece la unidad entre los católicos. Y en tercer lugar su ayuda generosa, sabiendo las dificultades que tiene cada uno de ustedes, pero cada uno puede dar lo que puede, y eso que los comparten creo yo será suficiente para seguir adelante.", enfatizó.

Por último, mencionó que si los sacerdotes, las religiosas, los obispos, los diáconos viven conforme lo pide el Señor Jesús en el Evangelio, Dios proveerá, puntualizando que puede ser ahora una etapa de disminución vocacional, pero que Dios siempre hará resurgir en el momento oportuno los sacerdotes que necesitan.



« El Porvenir »