Cultural Más Cultural


Identifican crisis en el orden simbólico

Identifican crisis en el orden simbólico
El filósofo Markus Gabriel.

Publicación:24-09-2020
++--

Markus Gabriel dio a conocer su mirada hacia el futuro, abordando ideas como el imperativo virológico y el progreso moral

 Monterrey, NL.-La Cátedra de Alfonso Reyes inauguró la primera de sus tres charlas de "La realidad en crisis", comenzando con la conferencia "Virus y sociedad: la crisis del orden simbólico", impartida en español por el filósofo alemán Markus Gabriel.

Reconocido como una voz disidente y realista del pensamiento actual europeo al contar con un enfoque de la sociedad y el individuo frente a la pandemia y sus efectos. Gabriel dio a conocer su mirada hacia el futuro, abordando ideas como el imperativo virológico y el progreso moral.

Así mismo, abarcó en general un modelo para una visión positiva de un futuro donde el orden post Covid-19 ofrece la posibilidad de la reconstrucción del orden global en términos éticos y globales.

Markus señaló que el orden simbólico se ha visto sacudido desde que la Organización Mundial de la Salud declaró una pandemia en el mes de marzo, asegurando que los subsistemas formativos de la sociedad moderna se han descarrillado y tratan de afinar su rumbo bajo la lupa de una atención globalmente coordinada y sin precedentes.

"El orden simbólico es el lugar donde la sociedad se representa a sí misma, la sociedad es el sistema máximo de transacciones sociales, nunca aclarado y, por principio, inaprensible por nadie. Debido a que la sociedad no es aprehensible ni si quiera puede aproximarse ni controlarse como un todo, siempre hay concepciones de la sociedad que están más o menos distorsionados por su naturaleza".

"Por tanto, el orden simbólico es siempre susceptible a los engaños y autoengaños; las ideologías, manipulaciones, propaganda, etcétera. A toda la gama de fenómenos que se generan debido a que las personas actúan en condiciones de incertidumbre, falibilidad, presiones del tiempo y complejidades que nunca podrían eliminarse con éxito", indicó el filósofo.

Señaló que los virus pertenecen al reino de las entidades naturales, que son aquellas cuyas propiedades son en su totalidad independientes de como sean definidas por los seres vivos, ya sea dotados de espíritu, lenguaje o teoría, no obstante, mencionó que incluso el nombre "SARS-CoV-2", podría tener efectos adversos sobre la estabilidad social y desarrollo económico en países donde el virus ha causado estragos.

"La relación entre el nombre de un patógeno viral y sus enfermedades asociadas es compleja y por ello proponen en el futuro denominar una versión más inofensiva de este virus anticipado por uno de los grupos de discusión como coronavirus humano de baja patogenicidad".

"El nuevo coronavirus no es de ninguna manera exclusivamente una entidad natural desde que nosotros como anfitriones notamos que la enfermedad más tarde conocida como Covid-19, ha venido entretejiendo en procesos socioeconómicos y por lo tanto se ha convertido en una entidad particularmente social", añadió.

Destacó que, a diferencia de una entidad natural, una entidad social tiene esencialmente propiedades que solo pueden explicarse si se tiene en cuenta la reacción coordinada consciente o inconsciente de varias personas cuyas acciones están alineadas con la entidad cuando las personas cooperan ante una situación peligrosa.

"Esta situación se traslada a una dimensión social, lo que no significa que pierda sus propiedades naturales. Una entidad natural formateada socialmente sigue siendo, en gran parte, natural", comentó.

Por último, Gabriel aseveró que la reacción a una pandemia viral a diferencia de la lógica de la propagación de un virus no es en gran medida natural, pues aún no existe una socio-biología que permita entender a los humanos o explicar científicamente sus reacciones particularmente en materia de política sanitaria ante la declaración de una pandemia viral.



« El Porvenir »