Cultural Más Cultural


Hoy inicia campamento Cazadores de Misterios

Hoy inicia campamento Cazadores de Misterios
Los participantes desarrollarán su creatividad realizando títeres y conociendo personajes salidos de las tradiciones mexicanas.

Publicación:19-07-2021
++--

Niños y niñas podrán lograr el aprendizaje y el conocimiento de las artes y la cultura a través del juego, inspirados en esta ocasión por mitos y leyendas

El día de hoy inician las actividades del segundo campamento de verano en modalidad virtual 2021 "Cazadores de misterios", el cual forma parte de las actividades de la Escuela de Verano 2021 de la UANL.

Será hasta el próximo 30 de julio que niños y niñas podrán lograr el aprendizaje y el conocimiento de las artes y la cultura a través del juego, inspirados en esta ocasión por los cuentos, mitos y leyendas sobre personajes y objetos misteriosos que forman parte de nuestra cultura mexicana, desde la época prehispánica hasta los tiempos modernos, que han trascendido de generación en generación a través de los libros y la narración oral.

Para la presente edición se contará con la participación de FOCO Teatro, Pedro de la Mar y algunos personajes misteriosos como invitados.

Los lunes, miércoles y viernes habrá el "Laboratorio de criaturas misteriosas", donde los niños y niñas participarán en la creación de títeres, máscaras y juguetes relacionados al tema de personajes míticos y fantásticos a partir de material reciclable

Los martes y jueves se desarrollará el taller  de creación musical "Pum snap clap pum pum", donde se utilizará la orquesta que se carga en el cuerpo, relacionado con el tema de mitos y leyendas mexicanas desde lo lúdico y lleno de aprendizaje.

Y finalmente "Misterios sin revolver", divertidas cápsulas donde tres investigadores entrevistarán a otros legendarios personajes como el Hombre Lobo.

Para la clausura del campamento habrá una noche acampando alrededor de una fogata contando historias musicalizadas por Pedro de la Mar, con canciones, títeres y mucha diversión.



« El Porvenir / César López »