Cultural Más Cultural


"Gobierno federal,peligro para festivales de cine en México"

Gobierno federal,peligro para festivales de cine en México


Publicación:27-08-2021
++--

Hoch recordó que el GIFF (por sus siglas) sólo está recibiendo el 10% de apoyo en relación a lo que se otorgaba hace dos años.

CIUDAD DE MÉXICO.- La amenaza más grande a los festivales de cine en México es la falta de apoyo gubernamental federal, se dijo en un encuentro virtual en el que participaron representantes de los certámenes de Guanajuato, Guadalajara y Los Cabos, tres de los más importantes del circuito nacional.
Durante un panel organizado por la Universidad Anáhuac, Sarah Hoch, directora del Festival Internacional de Cine de Guanajuato; Estrella Araiza, titular del que se desarrolla en tierras tapatías, así como Alejandra Paulín y Maru Garzón, de Los Cabos, charlaron sobre el futuro de los eventos cinematográficos enmedio de la pandemia, crisis económica y la redirección de apoyos federales a la cultura.
Hoch recordó que el GIFF (por sus siglas) sólo está recibiendo el 10% de apoyo en relación a lo que se otorgaba hace dos años.
"Creo que los recortes que estamos viendo a nivel federal es la amenaza más grande al cine mexicano y a los festivales. Y no es coherente porque cuando hay una crisis de salud, económica, es cuando el gobierno debe decir que no pueden dejar esos lugares que dan espíritu y confianza, pero son los primeros que cortan.
"Los festivales nos estamos reinventando, tratando de abrir puertas, yo si tengo apoyo por parte del gobireno de Guanajuato y los municipios, pero estoy sorprendida de lo que está pasando a nivel federal", subraya.
Actualmente los festivales de cine en México aplican al programa Profest que, entre sus lineamientos, sólo otorga dinero para el pago de películas a proyectar, algo que la mayoría de certámenes no hace porque los productores o distribuidores las otorgan para su difusión.
"En grandes festivales como el de Cannes, que es referencia, el apoyo federal es evidente, ahí por ejemplo todas las pruebas que se hicieron (para detectar covid-19) las pagó el gobierno federal", señala Araiza, de Guadalajara.
"Si queremos regresar a una presencialidad, es importante hacerlo, aunque claro está el espacio en lo digital. Nuestros festivales no se van a terminar, nunca van a dejar de ser, tenemos esa fuerza, pero me gustaría que lo entendieran en la Ciudad de México, los gobiernos", indica.
En 2020, mientras los festivales de Guadalajara y Guanajuato fueron realizados en formato híbrido, con funciones presenciales y vía online, Los Cabos fue enteramente virtual.
Las ediciones 2021 hasta ahora en las dos primeras entidades serán igual hibridas (septiembre y octubre), mientras en el de Baja California (noviembre) está por definirse.
"Lo que pedimos es que estas convocatorias estén mejor diseñadas", destaca Paulín, de Los Cabos.
"Si los festivales de cine no tuvieran beneficios económicos, (los gobieros) no los apoyarían en los países industrializados", acotó Garzón.
Los cuatro representantes consideraron necesario que el otorgamiento de recursos a festivales fuera vía el Imcine, como era antes.
"Ahora dan dinero, pero no a rubros que debemos pagar como alimentación, transporte y salarios, sino a proyección de películas. Se ve no saben cómo funciona un festival de cine. Si van a dar poquito que sea en los rubros donde se debe aplicar", apunta Hoch.


« El Universal »