Cultural Literatura


Desde la memoria ficción, escribe acerca de a muerte

Desde la memoria ficción, escribe acerca de a muerte


Publicación:07-06-2021
++--

La nueva novela de la escritora Bárbara Jacobs es un homenaje a Patricia, su hermana, fallecida hace más de seis años.

CIUDAD DE MÉXICO.- Entre el desgarro por la muerte y la celebración por la vida, entre el dolor de la despedida y la certeza de una existencia plena, entre la memoria, los recuerdos y la hermandad compartida, la nueva novela de la escritora Bárbara Jacobs es un homenaje a Patricia, su hermana, fallecida hace más de seis años, y una despedida amorosa que le permitió confrontar a la enfermedad y explorar la muerte.
En Días de tu vida (Ediciones Era, 2021), Bárbara Jacobs se atreve a compartir desde la ficción, los últimos días en la vida de una mujer con la que sostiene un largo monólogo en la que cuenta su historia, con el flujo de lo que sale de un tirón; y por ello es una novela en la que la narradora se atreve a estructurar una narrativa laberíntica, que juega con el lenguaje y con el ritmo y con la puntuación.
A partir de la confesión, Bárbara Jacobs (Ciudad de México, 1947) plantea dos personajes centrales: una mujer que está a punto de morir y que cuenta su vida, y una reportera amiga que se convierte en la receptora de una vida plena, chispeante, aventurera, locuaz, dramática y trágica, pero luminosa que repasa su existencia, sus amores y deseos, para despedirse e irse en paz.
"Patricia era mi hermana, éramos tan unidas y además nos parecíamos tanto, por lo menos de jovencitas, pero sobre todo éramos tan unidas que parecíamos siamesas; es decir, una quería encontrar su camino pero estaba al lado de la otra aunque éramos totalmente diferentes en muchas cosas aunque nos pareciéramos físicamente", señala la también autora de Las hojas muertas y Lunas.
Esa gran cercanía de hermanas "siamesas", llevó a Bárbara a idear esta novela para despedirse de su hermana.
"Encontré la voz de ella para contar el relato de sus experiencias, de sus deseos, de sus temores, de sus sueños, todos son de ella porque finalmente la voz es de ella, pero la cuento yo porque yo la oía, la percibía, estábamos bastante fusionadas".
Siete años de búsquedas
La decisión de contar la vida de su hermana le llevó siete años para encontrar la voz de Patricia y la manera de contar la historia
y darle cauce a la memoria, a los recuerdos.
"Hay una serie de recuerdos que me permiten a mí expresarme, en este caso con material real, pero con una forma absolutamente perteneciente a lo que es la ficción, cercano a lo que uno piensa y a lo que uno siente pero sin que deje de ser literatura", sostiene la escritora, quien fue pareja de Vicente Rojo, el artista fallecido el pasado 17 de marzo.
Jacobs asegura que la tardanza para sentarse a escribir la historia tuvo que ver con percibir la realidad pero desde la ficción.
"Todos los datos son reales sin embargo la forma que cobró la narración es una forma perteneciente a lo que es la ficción entonces es memoria ficción analizada", asegura.
La memoria ficción es como Bárbara Jacobs define este género que habla de la muerte.
"No sabemos en realidad cómo es la muerte, algunos hemos tenido avisos de una muerte cercana digamos pero lo que uno puede recordar sólo es propio, entonces reconstruir en estas circunstancias la vida de una persona debe significar un desprendimiento de mí misma, de la autora en una especie de escucha".
Esa que escucha quiso imaginar cómo contaría ella su propia vida y es lo que hace está protagonista. "Encontré esta forma auténtica, única de contarla, de autoficción no hay nada, lo que está registrado es auténtico y la forma que hallé fue a través de una reportera que fuera capaz de recoger todo este flujo de vida, de una vida total, del total de una vida".
¿Ha hecho una novela de Patricia, su hermana, piensa hacer una novela de Vicente Rojo?, se le pregunta, y Bárbara Jacobs responde: "De Vicente Rojo escrito en mi columna de La Jornada; antes de su cumpleaños escribí dos episodios de la vida de Vicente que él me había contado y yo lo quería publicar a manera de regalo de cumpleaños; de hecho apareció unos días antes de su partida".
Dice Bárbara que en realidad ella tenía mucho miedo de publicar esos dos episodios de la vida de Rojo, aunque se trata de una manera de regalo de cumpleaños. "Yo tenía pánico porque no sabía cómo él iba a reaccionar; él era muy discreto, muy tímido, muy ajeno a este tipo de empresas; claro que yo cuando escribía sobre él, salvo después cuando él partió, lo llamaba "W" para no mencionar su nombre, porque se ponía muy inquieto".
Lo que hizo, cuenta Jacobs fue justificarse en el propio artículo diciendo, "bueno, él sabe que yo soy escritora, si algo me cuenta él se arriesga a que yo lo cuente". Cuando publicó, ella estuvo pendiente de ver su reacción: "El domingo que salió este artículo yo lo dejé tranquilo leyendo el periódico y yo me fui a mi estudio a encerrar, pero al rato se aparece en mi estudio y me comenta que está muy contento", dice.
Ahora, a más de dos meses de la muerte de Vicente Rojo, Bárbara Jacobs ha escrito dos textos que son una especie de despedida, pero cree que hasta ahí, "no, no sé, pero no creo que yo vuelva a escribir sobre él. Sé que lo que leyó le gustó, pero ya, con eso", concluye la narradora nacida dentro de una familia de migrantes libaneses.


« El Universal »