Cultural Más Cultural


Combina palabras e imagen en poemario

Combina palabras e imagen en poemario
En este poemario, la joven escritora explora el poder de la poesía para hablar de los procesos emocionales

Publicación:13-02-2021
++--

En un poemario, añadió, se puede trabajar imágenes y con las palabras, se irá trabajando en la cabeza con la propia subjetividad

Monterrey NL.-Para Fernanda Sandoval su gusto por la poesía de deriva de la generación de imágenes a través de la palabra, dicho posicionamiento surgió en la joven escritora  al hablar de su primer poemario "Los buenos términos", una coedición entre CONARTE y la editorial Tresnubes.

“Me siento fascinada por la palabra y cómo del lenguaje sale toda la civilización. Llevamos a otros lugares lo que somos, cómo pensamos, socializamos, y como vamos formando la idea de lo que somos y la identidad”, expresó la autora.

En este poemario, la joven escritora explora el poder de la poesía para hablar de los procesos emocionales, el enfrentamiento con el vacío, lo efímero del cuerpo, la muerte y el abandono.

La presentación del libro fue conducida por Alejandro Rodríguez Rodríguez, director de Desarrollo y Patrimonio Cultural de CONARTE, la editora Virginie Kastel, de la editorial Tresnubes y la autora.

“Me gusta la poesía, me gustan las palabras. La poesía puede dar esta facilidad de transmitir imágenes, específicamente con el libro Los buenos términos, es imagen, pero también con las palabras, yuxtaponer cosas y hacer una especie de cortometraje”, explicó.

En un poemario, añadió, se puede trabajar imágenes y con las palabras, se irá trabajando en la cabeza con la propia subjetividad.

“Por ejemplo, si digo la palabra dientes, cada uno de va a imaginar cosas e imágenes muy diferentes, dentro de nuestra subjetividad. Es como intentar traducir lo que está en mi mente todo el tiempo, que lo evocamos y lo estamos alimentando, jugar con ese monólogo interno, que es también muy exterior, por lo que estoy percibiendo y lo que me dicen otras personas; en el libro son varios poemas, pero un solo monólogo”, afirmó.

Virginie Kastel expresó: “Cuando me topé este libro me impactó mucho y me encantó, y lo quise publicar inmediatamente.

“Lo que es interesante es que Fernanda viene del arte visual, de hecho, este poemario estaba en su totalidad pegado en una pared, en una sala de exposición hace un año y al leerlo me pareció maravilloso. Este poemario tiene todas las características de un libro de editorial Tresnubes, donde trabaja y dialoga entre la imagen y la palabra; es muy interesante como lo hace la escritora, porque toda la formación del texto, de la tipografía que va creciendo o se va haciendo miniatura tiene que ver con la emoción en sí. Allí entra la imagen a través de la letra”, expuso.



« El Porvenir »