##ctrlhtmlheadnotanoticia##
##ctrlheader##

Cultural Más Cultural


Analizan al neoliberalismo, el poder y la cultura

Analizan al neoliberalismo, el poder y la cultura


Publicación:03-06-2021
++--

En México, el grupo de intelectuales con Octavio Paz a la cabeza fue fundamental para el giro neoliberal

Ciudad de México.- En México, el grupo de intelectuales con Octavio Paz a la cabeza fue fundamental para el giro neoliberal, asegura el crítico literario, ensayista y narrador Rafael Lemus##ctrlnotapublicidadparrafo##, quien en su libro Breve historia de nuestro neoliberalismo. Poder y cultura en México, da cuenta de esta teoría política desde la década de los 80 y hasta la actualidad, y revisa el papel que jugaron intelectuales como Octavio Paz, Gabriel Zaid, Enrique Krauze, Carlos Monsiváis, Carlos Fuentes, y revistas como Plural, Vuelta, Letras Libres y Nexos.
En el volumen publicado por Debate, el escritor (Ciudad de México, en 1977), que es profesor en California State University, en Fresno, señala que ese grupo de intelectuales y revistas ayudaron, entre otras cosas, a hacer la crítica, "la condena, casi diría yo, de los otros modelos de desarrollo. Van a vincular la idea de libertad económica con libertad individual, van a crear un monstruo de la amenaza populista y van a ayudar al Estado a difundir y a naturalizar los principios básicos del neoliberalismo".
-¿En la instauración del neoliberalismo en México tuvieron un papel importante la cultura y los intelectuales?
--El neoliberalismo es mucho más que una teoría económica, es delineada en los años 30 y 40 y se vuelve dominante en los 70 y 80, pero rebasa el ámbito de lo económico, es una ideología que busca transformar todos los órdenes de la existencia y como ideología necesita producir discursos, imágenes y símbolos, en esa tarea los intelectuales son fundamentales. El neoliberalismo va a alterar todo, van a cambiar los grupos intelectuales, las editoriales, las prácticas literarias y las formas en que los intelectuales se relacionan entre sí, con el público y con el Estado.
-¿Ellos concebían que era la mejor opción para México?
--Pensando en Octavio Paz y el grupo Vuelta me parece que hay al principio una coincidencia ideológica con la clase gobernante neoliberal, pero por el otro lado hay una relación política que le supone beneficios a ambas partes. Una de las cosas curiosas del neoliberalismo en México es que al mismo tiempo que las administraciones salinistas, zedillistas adelgazan el Estado mexicano, engordan el aparato cultural con la fundación del Conaculta, las becas del Fonca y esto va a traer más recursos al sector y generar nuevas disputas en el medio.
-¿Pero aseguras que seguimos en el neoliberalismo aunque el Presidente diga que no y ataque intelectuales?
--López Obrador es un presidente autoritario que quiere imponer su voz como la dominante en la discusión pública y por eso se irrita con las voces opositoras.
-¿Necesitaste distancia de Letras libres y de México para escribir este ensayo?
--Quizás sí. Yo publiqué durante muchos años en Letras libres, fui secretario de redacción de la revista, me parece que entre 2008 y 2010, ahí me di cuenta de que la revista era incapaz de hacer la crítica del presente dado que coincidía con el modelo económico reinante, coincidía con las administraciones federales en turno, me di cuenta que la cultura y la literatura al interior de Letras libres era más bien decorativa y que la revista no tenía ya un discurso cultural literario armado.
-¿Pero contrario a lo que se esperaba hoy hay un desinterés de la cultura?
--Esa sería otra de las paradojas de la historia moderna mexicana, que las administraciones neoliberales de Salinas y Zedillo fortalecieron el aparato cultural mexicano y la primera administración que se declara antineoliberal viene más bien a empobrecerlo.
-¿En la administración actual persiste el neoliberalismo?
--López Obrador ha sido incapaz de fortalecer el Estado estos años, de generar nuevas dinámicas económicas, de establecer una nueva relación entre el Estado y el poder económico; al contrario, sus políticas de autoridad parece que han debilitado más al Estado y ha radicalizado ciertos efectos del neoliberalismo.
-¿Es significativo que quiera regresar a los años 70?
--López Obrador me parece que es muy distinto a las administraciones anteriores, quiere hegemonía, prevalecer no sólo políticamente sino culturalmente en la población y quiere producir un relato histórico, el de la cuarta administración y para ello ha tenido que, entre otras cosas, hacerse de un grupo de intelectuales adictos a él y reconocer a otro grupo de ellos como sus enemigos. Su intento por restaurar la vieja hegemonía nacional ha sido, por fortuna, infructuoso.
-¿Cuál es el papel del intelectual frente al poder ahora?
--El intelectual nunca debería ser eco del discurso del poderoso, nunca debería ser oficialista, o estar detrás del funcionario y del líder justificando sus errores. Eso ocurre con muchos intelectuales cercanos a López Obrador, van detrás de él siguiendo su discurso y pensando dentro de los estrechos límites de López Obrador.


« El Universal »
##ctrlfooter## ##ctrlhtmlbodyendnotanoticia##