EnEscena Televisión


“La Fábrica de Cine Estudios Churubusco”, un viaje al pasado de México 


Publicacion:18-06-2018

+ + - -

Destacan la dirección, cinefotografía, escenografía y diseño de arte; actuación, producción y guionismo de la industria.

 

 

Por Claudia Pacheco Ocampo

México.- El auto colisionado que se ocupó para una de las escenas emblemáticas de la película “Amores perros” (2000), con el maniquí del perro Rottweiler en el asiento de atrás y pequeños vidrios esparcidos, da la bienvenida a “La Fábrica de Cine: Estudios Churubusco, 1945- 2017”.

En la cajuela del vehículo se halla un viejo televisor que reproduce el making-of de ese momento de la filmación. Ahí se ve al reconocido cinefotógrafo Rodrigo Prieto y también a Gael García Bernal, quien a sus 21 años recibía las indicaciones del director Alejandro González Iñárritu en la construcción de aquel primer largometraje que le daría fama internacional.

Eran los tiempos del llamado Nuevo Cine Mexicano que al interior de la exposición convive con la Época de Oro, la comedia ranchera, el cine musical, las rumberas, los gansters, el terror, la fantasía, los luchadores, las ficheras, el western, el cine independiente y el de los festivales.

Son más de siete décadas de historia fílmica plasmadas mediante una amplia selección de películas, equipo técnico y 150 objetos emblemáticos de la producción en México.

“Conseguir todo el material que se exhibe, ha sido un gran trabajo de la coordinadora de la muestra, Sandra Benito. Las cámaras, reflectores, moviolas y proyectores son parte de los Estudios Churubusco. Estaban medio arrumbados y se les dio una limpieza para que pudieran presentarse”, explicó Carlos García Agraz, director del recinto.

El resto son préstamos como el escarabajo de la cinta “Cronos” y la mandíbula del tiburón de “Tintorera”. También está la afamada Constitución hueca de “La ley de Herodes”, en la cual el presidente municipal ‘Juan Vargas’ (Damián Alcázar) comienza a guardar el dinero que roba a los habitantes del pueblo San Pedro de los Saguaros.

Se aprecian algunas de las arracadas que usó María Félix y su vestuario en “Canasta de cuentos mexicanos”, de Julio Bracho; asimismo, el característico atuendo de María Rojo en “Danzón”, el traje de Pedro Infante en “A toda máquina” y el de Santo y su máscara.

En una vitrina se guarda la Máscara de Pakal de la película “Museo” y sobresalen el traje de Ofelia Medina en “Gertrudis Bocanegra” y bocetos de Fiona Alexander para “Antonieta”.

“Carmen Armendáriz nos prestó los premios Ariel y Diosas de Plata de su padre Pedro Armendáriz y su hermano Pedro Armendáriz Jr. La familia de Gonzalo Vega también nos proporcionó material, así como la Cineteca Nacional y la Filmoteca Nacional. Tenemos un agradecimiento permanente con todos ellos”, resaltó en entrevista con Notimex.

Entre lo que más llama la atención de los visitantes es el traje de Pedro Infante, la máscara del Santo y el auto de ‘Amores Perros’; el osito "Cirilo" y el diario de ‘Sexo, pudor y lágrimas’.

“Creemos que la gente sabe del cine mexicano, pero no le da un contexto histórico. A través de la exposición entiende qué es lo que pasa, de cómo hay generaciones que se unieron con otras, de cómo pasamos de una época a otra. Del cine de Fons, Cazals, Ripstein con películas fundamentales hasta que se llega a otra generación con Luis Estrada, Cuarón y Guillermo del Toro”.

De acuerdo con el director general de los Estudios Churubusco, se trata de una muestra interactiva y documental acerca de este recinto cinematográfico, cuyos foros y espacios comunes han sido escenario de infinidad de películas nacionales e internacionales.

“Aquí se construyen los Estudios Churubusco”, se lee en la fotografía de un cartel que precisamente muestra el inicio de la gran obra y el comienzo de la línea del tiempo en esta magna exposición que está dividida en tres ejes temáticos.

El primero se refiere a los largometrajes, cortometrajes, películas extranjeras y efemérides; en el segundo se destaca a las grandes personalidades de la producción fílmica. En el último, el visitante interactúa con las técnicas de producción y postproducción, así como la transición del cine análogo al digital.

“La morena de mi copla” (1945), de Fernando A. Rivero, fue la primera película que se filmó en los Estudios Churubusco, mientras que “Roma”, del galardonado Alfonso Cuarón, es la más reciente. Entre cortos y largometrajes, los foros han colaborado en más de tres mil producciones.

Para conocer y disfrutar a detalle “La Fábrica de Cine: Estudios Churubusco, 1945- 2017”, se requieren de por lo menos unas tres horas. Pero si es de rápido, con media hora basta para darse una idea de lo que se trata, aseguró el cineasta.

Al avanzar en el recorrido por las salas, las cámaras de los años 40, las Arri o las Mitchell, aquellas que ocuparon cineastas como Emilio “El Indio” Fernández, Roberto Gavaldón o Ismael Rodríguez, permanecen inmóviles guardando infinidad de anécdotas, de grandes momentos.

Al lado de ellas están los reflectores y las sillas originales sobre las que estos directores tomaban grandes decisiones. Enfrente destaca un set cinematográfico que simula una hacienda típica mexicana con su balcón.

En la esquina de éste, hay un letrero que reza: “El callejón de los milagros”, título de uno de los filmes de mayor repercusión mundial y que estuvo a cargo de Jorge Fons.

En este espacio, el público puede probar cómo es que se filma una película, pero también lo puede hacer en el “green screen” que permite la superposición digital de distintos planos e imágenes para crear todo tipo de espectaculares efectos visuales.

Es un viaje por las especialidades de la industria fílmica: dirección, cinefotografía, escenografía y diseño de arte; actuación, producción y guionismo.

“Fue difícil hacer una depuración de todo ello, lo cual nos ha traído ciertos sentimientos. Había que poner, por ejemplo, a 30 directores y no a todos porque hubiera sido una locura. Se puede tocar en la imagen para leer su biografía y ver algún pedazo de sus películas a fin de entender quién es”.

En el caso de las actrices, sobresalen fotos de Sara García, María Félix, Dolores del Río, Helena Rojo, Diana Bracho e Irene Azuela; Actores como Mario Moreno “Cantinflas” y Pedro Armendáriz hasta terminar con Diego Luna y Gael García.

“Para mucha gente, los Estudios Churubusco es un lugar donde se hacen películas, donde estuvieron Pedro Infante y ‘Cantinflas’, pero detrás de un muro inaccesible. Por ello es que hoy pensamos en abrir las puertas al público que ha sido tan noble con el cine mexicano. Queremos que pase por los foros y vea esta exposición”, indicó.

García Agraz subrayó que mediante pantallas perimetrales e interactivas, se disfrutan más de 400 fragmentos fílmicos y pistas sonoras inéditas provenientes de la Fonoteca Manuel Esperón, así como cabinas de edición de audio y video.

“Aquí se pueden editar sonidos e imágenes. En la Fonoteca se escuchan las voces y la música de Gabriel Figueroa o de Las Tres Conchitas cantando un tema”.

En la pantalla de una pequeña sala se observa a María Félix haciendo ejercicios de elasticidad antes de entrar a escena, pero también se disfrutan los noticiarios de la época. Son aproximadamente 20 minutos de anécdotas.

“Vemos a Luis Buñuel filmando ‘El ángel exterminador’. Son imágenes que por lo menos yo nunca había visto y observarlo en compañía de Figueroa, Enrique Rambal y Claudio Brook, es maravilloso. En otro momento está Pedro Armendáriz filmando con María Félix. Es material inédito que se rescató”.

Uno de los máximos atractivos son las fotografías, lobby cards y maquetas de largometrajes como “En la palma de tu mano” (1951) y “El castillo de la pureza” (1973).

Cerca de ahí se ve la imagen de una escena de ésta última película en la que se aprecia muy joven a Diana Bracho. Abajo está Angélica María con los actores de “Cinco de chocolate y uno de fresa” (1968).

A las afueras de la exposición montada en el nuevo edificio Luis Buñuel, lucían las motocicletas que ocuparon Pedro Infante y Luis Aguilar en “A toda máquina”, pero fueron retiradas desde el 3 de junio pasado debido a que serán expuestas en el Museo de la Policía.

La muestra, mencionó Carlos García Agraz, es una manera de decirle a la industria del cine nacional y al público que los Estudios Churubusco siguen de pie y vigentes para las próximas generaciones de cineastas.

“Han asistido jóvenes, niños, estudiantes de cine y sobre todo, adultos mayores que pasan horas viendo todo esto. Se ponen los audífonos para escuchar a ‘Cantinflas’ o a ‘Tin Tan’ y recuerdan con mucha nostalgia porque el cine es parte de su historia”.

“La Fábrica de Cine: Estudios Churubusco, 1945- 2017” abrió sus puertas en diciembre pasado y gracias a la grata asistencia el público, permanecerá abierta hasta el 2 de septiembre próximo. La entrada es gratuita.

“La respuesta de la gente ha sido mucho más de lo que nos imaginábamos. Han venido más de 40 mil personas y hemos notado que algunos regresan dos o tres veces. Consideramos que las vacaciones de Verano son un buen momento para que vengan con la familia”, concluyó.

Al cierre se pretende convertirla en una exposición itinerante viajando por varias ciudades del país, como San Luis Potosí, Guanajuato y en los festivales de cine de Morelia y Guadalajara.

En el espacio que estará desocupado, adelantó García Agraz, podría montarse una muestra acerca de los géneros del cine mexicano como la comedia ranchera, el de barrio, las cárceles y cabareteras, por ejemplo.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario