Joven UN


Estudiantes viven la semana santa


Publicacion:16-04-2018

+ + - -

Después de darnos la bienvenida, nos dirigimos a la Comunidad de Melchor Ocampo a unos 6.8 km de la cabecera.

Uno de los compromisos que tenemos como Universidad es el formar a los jóvenes con espíritu emprendedor, comprometidos en la transformación de nuestra sociedad.
De tal manera, para lograr este cometido, consideramos que la experiencia de “Misiones de Semana Santa”, les permite a los alumnos, desarrollar tanto valores humanos como cristianos. Ya que, al entrar en contacto con otras realidades con mucha necesidad, les permite a los jóvenes desarrollar la creatividad, la empatía, la solidaridad y sobre todo la búsqueda del bien común.
El grupo Pastoral de la UN organiza las misiones con el objetivo de que los alumnos vivan la semana Santa de manera que profundicen sobre el misterio pascual además de que transmitan su Fe a las personas que le rodean y que gracias a esta experiencia aprendan a convivir fraternalmente con sus compañeros de manera extra-ordinaria.
El pasado 24 de Marzo, los integrantes de la Pastoral UN se dirigieron al noreste del Estado, al municipio de Cerralvo, a unos 98.4 km de distancia de aquí de Monterrey, para iniciar la gran aventura de la Misión de Semana Santa 2018 y con gran entusiasmo y participación por parte del alumnado que colaboró en el logro de la meta.
Al llegar a la comunidad de Cerralvo, propiamente a la Parroquia San Gregorio Magno, en donde el Párroco Leonardo Cervantes Díaz, ya nos estaba esperando. Después de darnos la bienvenida, nos dirigimos a la Comunidad de Melchor Ocampo a unos 6.8 km de la cabecera, ya que esta fue la comunidad que el Párroco nos asignó para apoyarle en esta Semana Santa.
Al llegar a Ocampo nos recibieron unas religiosas de la comunidad de las Hermanas Catequistas de los pobres, con las que compartiríamos la organización de las diversas actividades que se realizarían durante la Semana.
El encuentro con las familias que conforman la comunidad de Ocampo, fue una experiencia enriquecedora en las vidas de quienes participamos de esta misión. Sin duda alguna fue un momento privilegiado para poner en práctica los valores que la Universidad del Norte fomenta en sus alumnos, tales como: el servicio, la creatividad, el trabajo en equipo, el respeto, la responsabilidad, solidaridad, entre otros. Y junto con ellos los valores religiosos de la fe y de la esperanza movidos por la caridad, manifestados en la generosidad de donar su tiempo de descanso para esta noble causa.
Haciendo un balance al término de esta actividad podemos decir, que fue de gran provecho en todos sus aspectos, para los alumnos de esta Institución. Pero sabemos que hay que mejorar lo logrado en la búsqueda de la calidad en todo lo que hacemos.
Felicitamos a la Lic. Margarita Obregón Hernández y a los jóvenes estudiantes integrantes de la pastoral UN por su labor en las comunidades que visitaron.

 

 



« Especial »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario