Internacional Latinoamérica


Considera "fantástica” la ayuda a Puerto Rico


Publicacion:04-10-2017

+ + - -

En su primer acto en San Juan, capital de Puerto Rico, Trump encabezó una reunión de coordinación con el gobernador de la isla, Ricardo Roselló.

San Juan, Puerto Rico.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, elogió aquí con calificativos como “fantástico”, “increíble” y “grandioso” el trabajo de los funcionarios federales a cargo de los esfuerzos de asistencia a Puerto Rico, que quedó devastado tras el paso del destructivo huracán María.
En su primer acto en San Juan, capital de Puerto Rico, Trump encabezó una reunión de coordinación con el gobernador de la isla, Ricardo Roselló, pero aprovechó para exaltar la labor de su jefe de manejo de emergencia, de la secretaria interina de Seguridad Nacional, de su asesor especial y del general a cargo de la asistencia.
“Han desquiciado nuestro presupuesto… Gastamos mucho dinero, pero está bien”, les dijo Trump en relación al costo de los trabajos de emergencia, que ha incluido el envío de miles de marines, personal de la Administración Federal de Manejo de Emergencias, ingenieros, alimentos, agua y plantas de luz.
Sin embargo, el presidente llegó a la isla en medio de críticas de demócratas y puertorriqueños por su decisión de atacar a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, por las críticas de la funcionaria sobre el apoyo federal a la isla.
Trump cumple una apretada agenda que incluirá un encuentro inicial con puertorriqueños afectados por el huracán María, que dejó una estela de muerte a su paso por el Caribe en septiembre anterior. Después se reunirá con el gobernador de las Islas Vírgenes estadunidenses, Kenneth Mapp.

"Lenta e inacuada" respuesta de EU

Pese a las reiteradas muestras de satisfacción del presidente Donald Trump ante la reacción del gobierno federal tras los daños causados por el huracán María en Puerto Rico, el grupo humanitario Oxfam calificó la respuesta oficial de “lenta e inadecuada”.
En una campaña para recaudar fondos, Oxfam destacó que pese a que el gobierno de Estados Unidos ha iniciado esfuerzos de socorro en la isla caribeña, ha olvidado dar respuesta “a las necesidades más urgentes” de la población.
Oxfam, un organismo que interviene tras desastres naturales en países en desarrollo, precisó que intervendría en Puerto Rico debido a que desde que el huracán María azotó la isla el 20 de septiembre los 3.4 millones de puertorriqueños están “luchando simplemente por sobrevivir”.

 

Recibe Florida
éxodo de caribeños

 

Miami, Florida.- Miles de puertorriqueños y ciudadanos de las Islas Vírgenes estadunidenses, que resultaron damnificados por el destructivo huracán María, llegaron hoy al Puerto Everglades en Fort Lauderdale, en Florida, a bordo de un crucero de la empresa Royal Caribbean.
El barco “Adventure of the Seas” ancló en el puerto marítimo del condado de Broward con tres mil 807 pasajeros, para concluir una misión humanitaria que primero entregó suministros esenciales a los residentes de ambos territorios de Estados Unidos devastados por el huracán.
La mayoría de los damnificados que arribaron son personas con necesidades médicas, embarazadas, personas de la tercera edad y otros que tienen familiares en Estados Unidos con quienes alojarse.
Laura Berrios, de 30 años, quien llegó con sus dos pequeños hijos, dijo a periodistas que el bienestar de sus niños fue el factor determinante en su decisión de dejar su casa en San Juan, Puerto Rico, tras señalar que “no hay energía eléctrica ni agua potable”.
Barrios, una de las mil 791 boricuas que arribaron en el buque, aseguró que un familiar los recogería para llevarlos a Tennessee, donde tiene más familia y planea quedarse.
Otros mil 400 pasajeros en el barco provenían de las Islas Vírgenes, de Santa Cruz y San Tomás, islas también azotadas por el huracán María.
Beverly Nicholson-Doty, comisionada de turismo para Islas Vírgenes, informó que cerca de tres mil personas habían sido ya evacuadas de ese territorio incluidas mil 400 que salieron en vuelos humanitarios patrocinados por las aerolíneas Delta, United y Jet Blue.
Ante el éxodo de puertorriqueños que también han llegado por aire al sur de Florida, el gobernador de la entidad, Rick Scott, declaró estado de emergencia en los 67 condados para poder ayudar a las familias boricuas que están arribando.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario