Joven Mujer Universitaria


Tecnología de universidades mexicanas logra certificación en Italia


Autor: Por Ángeles González Bretón. Corresponsal   |    Publicacion:17-04-2017

+ + - -

Dicha certificación se logró luego que el instituto europeo hizo pruebas a la aleación de zinc, aluminio y plata, denominada Zinag.

Puebla.- El Politécnico de Milán, Italia, aprobó y otorgó la certificación de calidad al material Metal Foam, creado por estudiantes e investigadores de universidades mexicanas, informó Said Robles Casolco, profesor-investigador del Centro de Investigación en Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos. 

En entrevista para Notimex, el también miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) nivel 1, explicó que dicha certificación se logró luego que el instituto europeo hizo pruebas a la aleación de zinc, aluminio y plata, denominada Zinag. 

Las características de este material, denominado en términos internacionales como Metal Foam, son la innovación de ser un material poroso y ligero, que tiene la capacidad de absorber impactos y ser súper plásticos, porque puede estirarse hasta 100 veces su tamaño sin afectar sus propiedades. 

“Al someter la aleación a un proceso de líquido a sólido, se genera un vacío que nos da la oportunidad de tener un sólido esponjoso, lo que da como resultado la espuma metálica o también llamada Metal Foam”, explicó. 

Actualmente, la Metal Foam es parte de la tecnología que existe detrás del auto de lujo mexicano Inferno Exotic Car, respaldado por la empresa LTM Hot Spot. 

Esta tecnología permite que México pueda ser competitivo en la Unión Europea, la cual produce más de 21 millones de automóviles anuales, de acuerdo a la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA)”, destacó. 

El investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, mencionó que el propósito es lograr que la tecnología mexicana ya se pueda insertar en la industria automotriz europea y posicionar la investigación e innovación mexicana en dicha industria. 

“Aspiramos a que la investigación, ingeniería y desarrollo se inserte en la industria automotriz europea y que México pase de ser un buen manufacturero y se posicione como un país que es bueno en desarrollo e investigación en la gama de la industria automotriz”, insistió. 

Said Casolco recordó que esta tecnología de Metal Foam se inicia en el Tecnológico de Monterrey Campus Puebla, la patente es de dicho tecnológico que más tarde se vincula con una empresa de León, Guanajuato, la cual tiene la posibilidad de hacer ya la aplicación tecnológica. 

Actualmente se está renovando la tecnología de Metal Foam en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, donde se mejoran los procedimientos, la manufactura y, ahora con la vinculación que hay con el Politécnico de Milán, Italia, hacer que tenga una mejor caracterización de forma mecánica. 

El Metal Foam sirve para la aplicarlo en los autos de manera que en el momento de un choque este material permite absorber el golpe, debido a las cavidades que tiene, y el resto del vehículo queda intacto. 

Otra de las características de este material es que emplea materia prima nacional como lo es el zinc y la plata. El zinc es uno de los materiales que sirven para proteger a los metales, entonces al hacer la conexión a la estructura del chasis del auto, también se protege de la oxidación. 

La impresión que los investigadores mexicanos crearon ante los italianos fue positiva, pues lograron durante 15 días de trabajo arduo generar confianza con su investigación, y permitieron demostrar que en México se está haciendo desarrollo tecnológico de calidad. 

“El laboratorio del Politécnico de Milán tiene la maquinaria más desarrollada actualmente en la Unión Europea en cuanto al área de aerodinámica, y este túnel de viento es el que certifica a la industria automotriz, y a los tours de ciclismo, entre otros desarrollos”, explicó. 

Al lograr la certificación –dijo- se muestra que este material cumple con las necesidades actuales de la industria automotriz, debido que las técnicas de termoformado permiten obtener estructuras que existen los diseños de los autos. 

Lo que sigue es seguir tocando puertas para que las empresas puedan hacer la transformación de éstos materiales y llegar realmente a la venta para las aplicaciones, lo cual prevé pueda concretarse al cierre de este mismo año. 

Said Casolco añadió que esta tecnología mexicana actualmente se dirige a la industria automotriz, pero ya se observa otra línea para poder darle uso, y ésta podría ser en materia de seguridad al aplicarla en el área de balística y blindaje. 

“En el contexto de que estos materiales absorben la energía, entonces también pueden recibir el impacto de las ojivas. Vemos que la inseguridad genera nuevas empresas y una industria que no está bien identificada es la del blindaje automotriz”, apuntó. 

Al respecto, mencionó que en México solo existe una empresa nacional dedicada al blindaje de autos, pero solo aplica para autos de lujo como Mercedes Benz, Audi y BMV y que son de exportación; en cambio, con la aplicación de Metal Foam, se podría atender un mercado nacional que demanda de blindaje para autos no de lujo. 

El académico conminó a los investigadores universitarios a dar a conocer sus trabajos fuera de las aulas, por medio de la vinculación con la iniciativa privada y el gobierno en sus distintos niveles, así como buscar nuevos aliados locales, nacionales e internacionales, como ellos lo hicieron con Italia.



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario