Cultural M谩s Cultural


El espejo

ReflejosReflejos

Autor:Oscar G. Baqueiro   |    Publicacion:19-03-2017

+ + - -

Todos tenemos una imagen propia a la que no siempre aceptamos en lo f铆sico y tomamos decisiones con el fin de mejorarla, pero Santiago se refiere al car谩cter

La naturaleza, desde siempre, ha podido reflejar la imagen de cosas o personas. De ese modo conocemos aquello del griego Narciso que gustaba de verse en un estanque. También tenemos información que desde hace unos ocho mil años se fabricaron espejos de cobre u otros metales pulidos en Anatolia y otras regiones, o de rocas pulidas en los grupos aborígenes de América.

Entonces a ese artefacto se le menciona en la Biblia, aunque pocas veces, tanto en el Antiguo como en el Nuevo testamentos, ya que el dicho producto ayuda a las personas a auto identificarse. Santiago escribe (1:23b) “el hombre-humano-considera en un espejo su rostro natural” ratificando algún detalle de su físico “y se fue y luego se olvidó que tal era” (24).


Volviendo a Narciso, el griego, frecuentaba el estanque porque estaba enamorado de sí mismo y de allí los psicólogos sacaron el término narcisismo para señalar la manía que pueden tener personas de sí mismos. Parecería esto ser una debilidad femenina, pero como lo indica el origen del término puede suceder del mismo modo en el segmento masculino.


La forma en que Santiago lo presenta sugiere que después de consultar al espejo, que los hay de muchos estilos y tamaños, lo reflejado no es lo que pensamos o deseamos proyectar, preferimos olvidarlo como corresponde a lo normal. Cabe recordar las casas de los espejos que se encuentran en circos o museos, donde encontremos la figura que nos gustaría: más altos, menos obesos, más jóvenes o con menos arrugas, más blancos de la piel pero más oscuros del cabello, etc.


Todos tenemos una imagen propia a la que no siempre aceptamos en lo físico y tomamos decisiones con el fin de mejorarla, pero el apóstol Santiago se está refiriendo al carácter que no siempre está claro en lo físico, pero que del mismo modo pide decisiones de mejoría. A esta dimensión interior es a la que en este artículo damos prioridad. Todo en nosotros es perfectible, usémoslo.



« Redacci贸n »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario