Legal


Senador reconoce urgencia de legislar para combatir comercio ilícito de cigarrillos


Publicacion:13-03-2017

+ + - -

Expuso que este tipo de cigarrillos proceden de países como India, Estados Unidos, Panamá, China, Vietnam y Alemania, principalmente.


México.- El presidente de la Comisión de Salud del Senado, Salvador López Brito, alertó a la población sobre el consumo de tabaco de contrabando y que alcanza la comercialización de unos seis mil 250 millones de cigarrillos anuales, "extremadamente dañinos para la salud", por lo que insistió en la urgencia de tipificar el comercio ilícito y adulteración del tabaco como delitos que se persigan de oficio.

 

 

Recordó que el comercio de cigarrillos ilegales ha crecido y de 12 marcas identificadas en 2010 hoy existen más de 220 marcas que no cumplen con la legislación sanitaria e incluso en muchos de los casos se desconocen sus ingredientes o métodos de fabricación, además de que ya representan 17 por ciento del mercado.

 

 

Refirió que de acuerdo con estudios de la Organización Mundial de la Salud y el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), este tipo de cigarrillos no cuenta con los parámetros mínimos de calidad en su elaboración, mucho menos cumple con las normas sanitarias mexicanas.

 

 

Algunas de las características de estos cigarros son un filtro menos nítido, papel más delgado, no contienen especificaciones de sus componentes, incumplen con las leyes mexicanas al carecer de leyendas de advertencia y se venden cigarrillos sueltos a cualquier público, además de que el sector industrial ha señalado el hallazgo incluso de heces fecales y restos de animales en sus componentes.

 

 

El legislador recordó que en la presente administración las autoridades aduaneras han destruido más de 207 millones de cigarros ilegales y en el reciente decomiso de noviembre del año pasado, el Servicio de Administración Tributaria (SAT), en coordinación con la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris), destruyó más de 33 millones de cigarros ilegales en la aduana de Quintana Roo.

 

 

Expuso que este tipo de cigarrillos proceden de países como India, Estados Unidos, Panamá, China, Vietnam y Alemania, principalmente.

 

 

Por lo anterior, López Brito propuso una iniciativa para incorporar un capítulo al Código Penal Federal, con el objetivo de tipificar la adulteración y el comercio ilícito de tabaco.

 

 

“La iniciativa crea un nuevo régimen delictivo para sancionar conductas relacionadas con la adulteración o contaminación de productos de tabaco, así como la importación, almacenamiento, venta, expendio o distribución de productos de tabaco adulterados, contaminados o falsificados, y aquellos que se introduzcan al territorio nacional sin contar con los permisos, licencias o autorizaciones o las leyendas que señalen las leyes y ordenamientos aplicables”, expuso.

 

 

Reiteró que es necesario tipificar el comercio ilícito y la adulteración del tabaco como delitos contra la salud de la población y se persigan de oficio por las autoridades competentes.

 

 

López Brito remarcó que se deben reforzar las medidas para abatir el tráfico ilícito de tabaco e impulsar la conformación de un nuevo régimen delictivo contra esta actividad.

 

 

La iniciativa propone establecer que “a quien, por sí o a través de otra persona, adultere, falsifique, contamine o permita la adulteración, falsificación, contaminación o alteración de cualquier producto del tabaco en los términos que se define en la Ley General para el Control del Tabaco y la Ley General de Salud, se le aplicará una pena de uno a cinco años de prisión y multa equivalente de 10 mil a 30 mil días de salario mínimo vigente en la zona económica de que se trate”.

 

 

Plantea que “a quien, por sí o a través de otra persona, introduzca al país, exporte, almacene, transporte, expenda, venda o de cualquier forma distribuya productos de tabaco adulterados, falsificados, contaminados, alterados o mezclados se le aplicará una pena de cinco a 15 años de prisión y multa equivalente de 200 mil a 500 mil días de salario mínimo vigente en la zona económica de que se trate”.

 

 

Recordó que según el Convenio Marco para el Control del Tabaco, se estima que a nivel mundial alrededor de 10 por ciento del mercado de cigarrillos es ilícito, pero en algunos países la cifra supera 50 por ciento.

 

 

Los gobiernos han reconocido que el comercio ilícito de tabaco es un grave problema para la salud pública, ya que hace que algunos productos sean más accesibles y baratos, en particular para los grupos más vulnerables como los jóvenes y las personas con menos recursos, lo que se suma a las pérdidas económicas por los ingresos públicos del comercio ilegal.

 

 

La iniciativa se encuentra en este momento en la Comisión de Justicia para su análisis y dictaminación.
NTX/DDG/RMN



« Notimex »
No hay comentarios
Para publicar un comentario relacionado a la nota por favor llene todos los campos del siguiente formulario